Construirá la línea de evacuación del mayor parque eólico del continente

Isolux Corsán explota en África un filón de obras por 1.000 millones

Isolux Corsán se está asentando como una referencia de la obra civil e industrial en África, donde acumula contratos por 1.000 millones. El último ha sido cosechado en Kenia, donde ha firmado un proyecto llave en mano con la empresa pública Ketraco para construir una línea de transporte eléctrico de 428 kilómetros. El encargo asciende a 142 millones.

Una de las mayores empresas españolas de construcción y gestión de infraestructuras, Isolux Corsán, puede estar marcando una vía de negocio para el resto del sector. A su pujanza en Europa, América y Asia, suma una importante actividad en África, continente del que recoge el 8% de sus ingresos.

La firma que preside Luis Delso, que ya fue pionera en un mercado complejo como es el de India, acumula cartera de obra por 1.000 millones de euros al otro lado del Estrecho de Gibraltar, donde se han hecho especialmente fuertes las grandes constructoras chinas.

Su última adjudicación acaba de producirse en Kenia, con la firma de un contrato EPC (ingeniería, suministro, construcción y puesta en marcha) con Kenya Electricity Transmission Company (Ketraco). El mandato es levantar la mayor línea de transporte eléctrico de 400 kilovoltios (kV) del país. Su longitud es de 428 kilómetros y el presupuesto de la infraestructura alcanza los 142 millones.

El grupo español debe a África un 8% de su cifra de negocios

Ketraco depende del Ministerio de Energía keniano y es la empresa responsable de la red de alta tensión del país. La misión de esta nueva línea es evacuar la energía producida por el mayor parque eólico proyectado en el continente. Se trata de la planta de 300 megavatios (MW) que levantarán en el lago Turkana (en el norte de Kenia) la británica Aldwich, la holandesa KP&H y la sudafricana IDC, a través de la sociedad conjunta Lake Turkana Wind Power.

La línea confiada a Isolux comenzará a ejecutarse en el segundo semestre de este año y tiene un plazo de 23 meses para el fin de obra.

Puntos de desarrollo

Angola, Argelia, Gabón, Guinea Ecuatorial, Marruecos, Mauritania o Mozambique, además de Kenia, son algunos de los países donde está presente Isolux Corsán, con especial énfasis en actuaciones relacionadas con la generación y el transporte de energía.

La compañía cuenta con una dirección de desarrollo de negocio para África, que encabeza Joaquín Navarro. Entre los mayores logros figuran la construcción del tranvía de Orán (Argelia), presupuestado en 340 millones, o los trabajos de electrificación en distintas áreas de Angola.

Sacyr supera los 255 millones de cartera en Angola

Sacyr Vallehermoso es otro de los grupos españoles que conquista obras en el mercado africano.

El control de la constructora portuguesa Somague le ha supuesto toda una oportunidad de desarrollo en Angola, uno de los países de mayor expansión y en el que amasa una cartera de proyectos valorada en 255 millones de euros.

Ayer mismo fue inaugurado un hospital en la localidad de Samba, en el que se han invertido 18,4 millones de euros. Entre tanto, la propia Somague tiene otros dos hospitales en construcción, el de Cazenga y el de Sambizanga, en la ciudad de Luanda.

Argelia, a través de las desaladoras; Libia, en la que Sacyr ha firmado contratos por cientos de millones, o Cabo Verde, son algunos de los países africanos en los que la entidad que preside Luis del Rivero tiene fuerte implantación.

La cifra

78.000 millones de dólares al año es lo que invertirán África y Oriente Medio en infraestructuras hasta 2030, según estimaciones de Cohen & Steers.