Gestión de activos inmobiliarios

Norfin lanzará fondos para comprar inmuebles a precio de ganga

La gestora lusa aterriza en España para atraer a grandes inversores

Ha llovido bastante desde el pico de la burbuja inmobiliaria en España. Las estadísticas oficiales revelan que los precios de la vivienda han caído un 15,4% desde el récord de marzo de 2008, y otras fuentes oficiosas señalan que el descenso real es superior. La duda está en cuánto durará la depresión. Una mayoría de expertos considera que los precios todavía no han tocado fondo y el propio Banco de España así lo reiteró la semana pasada.

También es cierto que en los últimos meses van produciéndose operaciones de calado que tienen al sector inmobiliario como protagonista. Aunque aún no ha materializado la inversión, Amancio Ortega, fundador de Inditex, cerró sus sociedades de inversión de capital variable (Sicav) en diciembre y anuncio su intención de apostar por el ladrillo. En enero, CincoDías informó de que el sector de la inversión colectiva estaba en proceso de crear nuevas gestoras para aprovechar los precios de ganga de algunos activos inmobiliarios. Pues bien, el grupo portugués Norfin recibió a finales de mayo la luz verde de la CNMV para su gestora centrada en la inversión en inmuebles, Norfin Inversiones Inmobiliarias, con un capital de 600.000 euros.

La gestora está controlada por Norfin Investimentos SGPS, que tiene un 55,4%, según los registros del supervisor. Norfin fue creada en 1999 por João Brion Sanches, ex presidente de Deutsche Bank en Portugal, y el directivo del sector inmobiliario Antonio Vilhena. Gestiona fondos inmobiliarios por cerca de 1.000 millones. La firma operaba hasta el momento bajo el control de la CMVM, el supervisor luso de los mercados.

Inversores cualificados

El proyecto en España está liderado por Pelayo Primo de Rivera, presidente y consejero delegado, e Ignacio Pereda-Velasco, director de inversiones y consejero. "Desde 2006, Norfin Inversiones Inmobiliarias ya desarrollaba la actividad de gestión de activos inmobiliarios del grupo en España y ahora su objetivo será crear y gestionar sociedades de inversión inmobiliaria para inversores cualificados", dicen desde el grupo.

Impulso de los últimos cambios normativos

Fuentes del sector señalan que los últimos cambios normativos elevan el interés de este tipo de productos para los potenciales inversores. En octubre de 2009, al dar forma jurídica a las sociedades anónimas cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario (Socimi), se levantó la restricción que exigía a los fondos y sociedades inmobiliarias dedicar al menos el 50% de su patrimonio a invertir en viviendas. "Ahora disponen de libertad para invertir en otros activos, como oficinas o naves, por ejemplo", indican fuentes jurídicas. En junio de 2010, se dio un paso más al permitir que los fondos inmobiliarios inviertan en Socimi. Se les permite, además, destinar una parte del dinero a otros fondos inmobiliarios y se ha facilitado la liquidación de activos, que no estará sometida a un plazo máximo de dos años.