El presidente de la aerolínea mantiene aún expectativas de acuerdo

Iberia rechaza la oferta de vuelos 'low cost' propuesta por el Sepla

Rafael Sánchez Lozano, consejero delegado de Iberia, desestimó ayer el plan de los pilotos de Iberia a fin de realizar vuelos europeos para alimentar el hub de Barajas con ahorros del 40% en el coste de la tripulación. El consejero delegado "no encuentra" de dónde salen los "descomunales" ahorros.

Un avión de Iberia recibe asistencia en un aeropuerto.
Un avión de Iberia recibe asistencia en un aeropuerto.

La futura Iberia y sus pilotos no encuentran un punto de entendimiento sobre el que construir la nueva operación de bajos costes que les permita superar las trabas que la competencia de Ryanair e Easyjet suponen para sus vuelos de alimentación del hub de Barajas desde España y Europa que son la base del desarrollo de su operación de conexiones hacia Latinoamérica.

El consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez Lozano, parece haber asumido el papel de hombre duro en la negociación con el Sepla y el lunes, utilizando como foro la asamblea anual de la asociación mundial de aerolíneas IATA que se celebró en Singapur, afirmó que no sabe de dónde salen los "descomunales ahorros" del plan low cost que el sindicato de pilotos les ha propuesto. Asumiendo un papel de pacificador pero sin desautorizar a su segundo, el presidente de Iberia y de IAG, Antonio Vázquez, señalo ayer que ve "ninguna razón" para que se produzca una huelga de los pilotos, a pesar de las diferencias existentes con el único colectivo de empleados con el que no se ha logrado aún firmar el convenio. Como se recordará el colectivo de pilotos facultó a la dirección del Sepla a finales de mayo para convocar paros legales "si es necesario" sin necesidad de que sea autorizado en nuevas asambleas.

Por su parte, un portavoz del Sepla se extrañó de las declaraciones realizadas por Rafael Sánchez Lozano en la asamblea de IATA, pero quiso ser prudente en sus declaraciones ya que, al parecer, tienen alguna expectativa de mejora en la negociación con la compañía que no quisieron especificar.

Grandes ahorros

"Dicen que tienen una auditoría con grandes ahorros, pero yo no conozco esa auditoría, ni la hemos visto ni la hemos recibido". Estas fue la respuesta de Rafael Sánchez Lozano cuando se le preguntó en Singapur por la propuesta que el Sepla asegura haberle presentado para realizar la operación de bajos costes sobre Barajas.

"Nosotros siempre tenemos en cuenta las propuestas", pero en este caso el consejero delegado explicó que "no encuentra" los "descomunales" ahorros de la propuesta de los pilotos: "dicen que los ahorros son del 40%. Si todos los empleados de Iberia no cobraran, no ahorraríamos el 40%, por lo que me gustaría entender dónde están".

Sobre el futuro del acuerdo con Vueling y Air Nostrum para cubrir el 15% de su programación de corto y medio radio entre abril y octubre, Sánchez Lozano aseguró que aún no está lista la programación de invierno y que es "pronto" para tomar una decisión al respecto, aunque valoró los buenos resultados del acuerdo con su filial y con su participada low cost, que le permite volar "con tarifas más baratas".

El sindicato de pilotos conoció las declaraciones del consejero delegado por los medios de comunicación y un portavoz no pudo ocultar su disgusto. El Sepla está persuadido que Sánchez Lozano mantiene una postura de dureza en la negociación con los pilotos que no comparten otros miembros de la dirección de la aerolínea. A pesar de ello la respuesta del sindicato fue muy medida. El portavoz citado aseguró que "la compañía conoce al detalle y desde hace tiempo nuestra propuesta". Por otra parte indicó que "resulta un frivolidad que Sánchez Lozano desestime nuestra oferta desvirtuando sus términos; es evidente que no planteamos una rebaja del 40% de los costes totales, sino los de pilotos que es lo que estamos negociando en el convenio colectivo".

La propuesta de recorte de costes planteada por los pilotos, en los términos en los que la explicó el jefe del Sepla en Iberia, Justo Peral, ofrece una rebaja en el gasto de los tripulantes de los vuelos europeos, del 40%, lo que equivale a unos 150 millones de euros al año. El plan ha sido auditado por la empresa estadounidense Grant Thornton.

Las aerolíneas exigen explicaciones sobre los retrasos

Las patronales ALA, Aceta y AECA que representan al centenar de aerolíneas españolas y extranjeras que operan en España; Aena, la propietaria de la red de aeropuertos públicos nacionales y AESA, la agencia de seguridad, tienen hoy una cita importante en Madrid. Por iniciativa de las compañías aéreas vuelven a reunirse de urgencia con el objetivo de estudiar cuales son las razones que provocan la "tremenda inestabilidad" en la puntualidad de los aeropuertos desde principio de año, a pesar de que el que se consideró el principal problema en 2010 "había quedado teóricamente solucionado", según explican las patronales. Los índices de demora en el sistema aeroportuario español, especialmente en sus instalaciones principales de Madrid-Barajas y Barcelona El Prat, "se mantienen en niveles inaceptables" y, en todo caso, fluctúan de manera que "destrozan cualquier programación".

Consultas al PP sobre la privatización de Aena

Las compañías aéreas españolas comienzan a interesarse por las intenciones del Partido Popular en la organización del sector de la aviación civil. Este diario ha podido saber que la semana pasada hubo una reunión entre los representantes de las patronales aéreas y diputados expertos en transporte aéreo que pertenecen al partido ganador de las últimas elecciones. Las compañías querían saber cuál es la opinión y los planes de esta formación con serias aspiraciones de gobierno sobre los planes en marcha de la privatización de Aena.

El sector está a la expectativa ya que entiende que los plazos para culminar el proyecto antes de las próximas elecciones legislativas "es demasiado justo" y temen que pueda quedarse a medias. "Si se pone en marcha la privatización aeroportuaria y después no se culmina a tiempo, tendremos 24 meses de incertidumbre", explican.

Propuesta

Flota: los aviones que operarían con costes reducidos, según el plan del Sepla, serían 20.

Escalas: los pilotos ofrecen escalas de 35 minutos entre vuelo y vuelo.

Costes: las tripulaciones costarían un 40% menos.

Niveles: los nuevos pilotos tardarían seis años en conseguir el nivel salarial de entrada actual.