Logroño celebra las fiestas de San Bernabé

El ecovino empieza a gustar... y mucho

Catas populares y de especialistas premian la agricultura sostenible en la Rioja

La capital riojana vive estos días su semana grande, que alberga el Día de la Autonomía y las fiestas de San Bernabé, patrón de Logroño. Y, como prólogo, no podían faltar las celebraciones relacionadas con el vino. La ciudad ha sido literalmente tomada por los Premios Nacionales Ecovino, cuyos maridajes gastronómicos convierten el evento en un homenaje a la agricultura sostenible.

Los ecovinos están haciéndose sitio en el mercado nacional y piensan ya en el salto al exterior. Cuentan con un número creciente de adeptos, suficiente para llenar un nicho de ventas especializado. Y las bodegas, a quienes la crisis está obligando a poner en marcha cuantas iniciativas puedan atraer clientes apuestan ya por un segmento de agricultura sostenible. Medio centenar de muestras procedentes de bodegas de toda España pasaron los filtros para participar en la cata técnica de expertos. El premiado con el Gran Ecovino de Oro ha sido para Bodegas Las Cepas, de Laguardia (Rioja Alavesa) por su Cuesta Las Piedras 2008,

A juzgar por lo vivido en Logroño, el público lo tiene claro. En la cata popular, los paladares han elegido el Roble 2008 elaborado por la bodega sevillana Colonias de Galeón.. La degustación se enriqueció con dos pinchos de verduras ecológicas y, para guardar un recuerdo de la decisión, los catadores fueron obsequiados con llaveros de corcho natural. Los expertos dicen que el ecovino tiene mucho futuro porque cuida la tierra y las personas y, por supuesto, está delicioso. No es para menos, si se tiene en cuenta que es un caldo generado por la fórmula uva+amor2, como proclama la organización del certámen.