Detectar posibles falsificaciones

¿De dónde viene mi café?

La Universidad de La Rioja desarrolla una "huella espectral" que garantiza la procedencia y detecta falsificaciones.

La Federación de Cafeteros de Colombia se ve obligada a realizar cada año miles de análisis en supermercados de todo el mundo para detectar fraudes y falsificaciones sobre el origen del café. Ahora, esta patronal cuenta con una herramienta formidable, desarrollada por la Universidad de la Rioja, con la que ha trabajado hasta lograr una tecnología que garantiza, inequívocamente, el origen de un café sinónimo de calidad. La "huella espectral" del laboratorio universitario riojano es capaz de detectar engaños y de contribuir a fortalecer la reputación y la lealtad de una clientela internacional.

Los productores colombianos están aplicando una rigurosa política de Denominación de Origen, que lucha por combatir todo tipo de fraudes e incluye la vigilancia comercial en Asia, Europa y Estados Unidos, donde este producto es muy apreciado. El avance tecnológico viene a complementar, de forma definitiva, los mecanismos de control existentes.

La tecnología utilizada por los investigadores riojanos , los doctores Consuelo Pizarro y José María González, se basa en la espectroscopia en el infrarrojo cercano (Near InfraRed Spectroscopy, NIRS), que proporciona una medida que se puede tratar como una huella espectral . Esta viene a semejarse a una huella digital , que identifica, de forma inequívoca, la procedencia del café en cuestión de segundos. Los investigadores subraya que "se trata de una técnica instrumental rápida, robusta y no contaminante, ya que no necesita disolventes".

El análisis se realiza mediante la toma de una muestra de café, que puede ser molido o en grano, tanto en verde como en costado. La muestra se pasa a un recipiente con forma de vaso y éste se coloca sobre el instrumento que proporciona una medida espectral y que se puede tratar como una huella que identifica, con plenas garantías, la procedencia del café.

El equipo investigador ha capacitado a ingenieros de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, con el objetivo de desarrollar y aplicar efectivamente los modelos matemáticos de interpretación de espectros, necesarios para el aprovechamiento de esta nueva tecnología. De esa forma, los consumidores podrán estar seguros de que el café que están paladeando tiene todas las características sensoriales del mejor del mundo.