Lanza una nueva tarifa de 6 céntimos minuto

Movistar desata la guerra de precios en el móvil con una tarifa 'low cost'

El enemigo a batir ya no es Vodafone u Orange, sino también Yoigo, Másmovil o Pepephone. Movistar ha lanzado una nueva tarifa de móvil para poner freno a la pérdida de clientes frente a estas compañías.

Las ventas de móvil con marca blanca se multiplicaron por dos en 2008
Las ventas de móvil con marca blanca se multiplicaron por dos en 2008

Movistar está decidida a frenar la pérdida de clientes y de cuota de mercado de móvil ante los nuevos rivales low cost y sus bajos precios. Para ello acaba de lanzar una nueva tarifa que permite hablar por seis céntimos el minuto a todas horas y con todas las operadoras por una cuota mensual de seis euros.

El consumo mensual exigido es de nueve euros (la cuota se descuenta de este pago) y la tarifa permite también hablar 250 minutos gratis los fines de semana. Pueden contratarla tanto clientes nuevos como actuales de la firma.

Con esta tarifa, Movistar reacciona a precios como los de Yoigo, Másmovil o Pepephone, a la vez que se distancia de Vodafone y Orange.

Se rompen las estructuras

Hasta ahora, había dos grupos claramente diferenciados en la rivalidad celular. Por un lado, las tres operadoras tradicionales: Movistar, Vodafone y Orange. Por otro, la última compañía con red en llegar al mercado, Yoigo, y las decenas de operadoras virtuales de móvil, con Másmovil y Pepephone a la cabeza.

El primer grupo mantuvo todo lo que pudo sus tarifas, pero la fuerte competencia de los nuevos y sus malos resultados les obligaron a revisar su estrategia. Así, una tras otra rebajaron sus precios y lanzaron su tarifa más baja: ocho céntimos por minuto (sin impuestos).

Pero los resultados siguieron sin ser buenos, sobre todo para Movistar y Vodafone. Por eso, ahora la filial de Telefónica ha dado una nueva vuelta de tuerca que supone un reto directo a las low cost.

Su nueva tarifa de seis céntimos es dos céntimos inferior a las más bajas de Vodafone y Orange. El siguiente enemigo a batir es Yoigo, que tiene tarifas de cuatro, seis y ocho céntimos, entre otras. En principio, por tanto, Movistar sería más cara, pero entonces entran en juego los consumos mínimos. Para que llamar con Yoigo le cueste cuatro céntimos a un cliente tiene que gastar 39 euros al mes. Para que sean seis céntimos, el consumo mínimo es de 19 euros, 10 euros superior al de Movistar.

Que una u otra compañía sea mejor para un abonado dependerá del gasto que suela hacer ese cliente al mes. Si su consumo es elevado, Yoigo resulta más económica, pero si usa menos el móvil, es más beneficiosa Movistar.

Gana el bajo coste..., pero no en todo

A partir de ahí, sin embargo, las low cost hacen honor a su nombre y ganan por goleada. Másmovil tiene una tarifa de tres céntimos por minuto con un consumo mínimo de 19 euros y otra de cinco céntimos con siete euros de gasto obligatorio. Pepephone, por su parte, cobra seis céntimos sin consumo mínimo y 2,9 céntimos por minuto si se contrata también banda ancha móvil.

Sin embargo, Movistar tiene otras fortalezas, como su capacidad de tentar al cliente con smartphones. Y en esta nueva guerra ha sacado todas sus armas. Por eso, los clientes que contraten esta oferta y se den de alta también en una tarifa plana de datos de 10 euros podrán elegir entre el Samsung Galaxy Ace, la Blackberry 9300 y el Nokia C6-01 de regalo.