Solo el 30% del capital

Loterías y Apuestas del Estado retrasará su salida a Bolsa a primeros de noviembre

El presidente de Loterías y Apuestas del Estado (LAE), Aurelio Martínez, confesó ayer que es probable que la sociedad comience a cotizar en Bolsa en la primera semana de noviembre y no en octubre, como él mismo había anunciado hace pocas semanas.

Así, el calendario que seguirá el mayor proceso de privatización de España y el segundo de Europa (su valoración supera los 21.000 millones de euros) es el que sigue. Martínez confía en cerrar en junio la elección de los bancos que coordinarán la operación. En las primeras semanas de septiembre, los analistas valorarán el proceso, de manera que la colocación comenzará en la primera quincena de octubre y podría terminar en la primera semana de noviembre.

Los planes siguen siendo privatizar solo el 30% del capital, pese a que la ley permitiría poner en venta hasta el 49%. El porcentaje de titularidad que conservará el Estado (el 70% restante), subrayó Martínez, es "muy adecuado", teniendo en cuenta que se trata de un sector sensible. Asimismo, el máximo responsable de LAE considera importante dejar un tramo minorista muy significativo, ya que se puede tratar de una inversión muy atractiva para los particulares. "Es una inversión segura en una empresa que se puede convertir en la séptima u octava por capitalización bursátil. Dicha franja podría estar, según adelantó, entre el 40% y el 60%.

En opinión de Martínez, la entrada de capital privado en el consejo de administración de LAE es "positiva", ya que supondrá una mayor tensión para mejorar la eficiencia de la sociedad.

El responsable de LAE negó que el objetivo sea reducir el déficit. En ese mismo sentido se manifestó en la mañana de ayer la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado. Recordó a estos efectos que los fondos que produzca la privatización no podrán usarse para reducir el déficit, aunque aliviarán las necesidades de emisión de deuda del Tesoro cuando cuente con dichos ingresos. La intención del Gobierno es, según dijo, crear un "gigante empresarial" que pueda enfrentarse "con éxito" a la consolidación que tendrá lugar en Europa en los próximos años.

Martínez quiere excluir a la ONCE

Aurelio Martínez dijo ayer que no tiene sentido que empresas competidoras y del mismo sector, como la ONCE, formen parte del consejo o del patronato de la sociedad que salga a Bolsa, como ocurría en el pasado. El presidente desechó la idea que Loterías del Estado vaya a invitar a dicha organización a sumarse al proceso.

El máximo responsable del sistema de apuestas públicas se mostró satisfecho del tamaño de la red de distribución con la que cuenta actualmente LAE, que ya es muy amplia y "no es necesario que crezca más".