Décimo día consecutivo de concentraciones en plazas

Nueva huelga general en Grecia el 15 de junio

Los sindicatos griegos han convocado una nueva huelga general el 15 de junio para protestar contra las nuevas medidas de austeridad del Gobierno, las mismas que la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) tienen que aprobar para liberar un nuevo tramo de ayuda económica que evite la quiebra del país.

El tercer paro general del año ha sido convocado por la Confederación de Trabajadores de Grecia (GSEE) y la Unión de Empleados Públicos (ADEDY) en respuesta a los recortes de salarios y pensiones que prepara el Ejecutivo griego, dentro de los esfuerzos para reducir el enorme déficit estatal, según confirmaron hoy fuentes sindicales.

Además, las dos centrales sindicales han llamado a participar en una manifestación el sábado 4 de junio y a otra marcha el día 21, coincidiendo con una jornada paneuropea de movilizaciones.

También se ha convocado un paro el 9 de junio de todas las empresas con participación estatal, para denunciar los planes del Gobierno de privatizar o fusionar compañías públicas.

Por otra parte, el movimiento social inspirado en los 'indignados' españoles mantiene por décimo día consecutivo sus concentraciones en plazas de las principales ciudades del país, en protesta contra las medidas de austeridad.

Las nuevas protestas han sido anunciadas mientras se suceden los rumores de que Grecia no será capaz de pagar su deuda.

Este miércoles, la agencia de calificación de riesgos Moody's rebajó tres escalones la calificación de la deuda helena.

Moody's rebajó al nivel Caa1 el rating de la deuda griega, hundiéndola aún más en la categoría de "bono basura", al entender que existe la posibilidad de que Grecia no pueda pagar su deuda y tenga que recurrir a reestructurarla.

El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, tiene previsto reunirse mañana, viernes, con el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, en Luxemburgo, para tratar sobre la ayuda de Europa a Grecia de cara a la reunión del grupo la próxima semana.

El Gobierno de Atenas espera que en las próximas 24 horas termine la evaluación que la UE y el FMI están haciendo del plan griego para ahorrar o ingresar 78.400 millones de euros hasta 2015.

Ambas instituciones tienen que aprobar aún liberar el quinto tramo del préstamo de 110.000 millones de euros que concedieron al país en mayo de 2010, una ayuda indispensable para evitar la bancarrota.