Por 640 millones de euros

Lagardère cierra la venta de sus revistas internacionales a Hearst

El grupo de medios de comunicación norteamericano Hearst Corporation ha culminado la compra a Lagardère de Hachette Filipacchi en España, que a partir de ahora pasará a denominarse Hearst Magazines España. Actualmente, la compañía adquirida por Hearts publica Elle, Crecer, Nuevo Estilo, Diez Minutos, Fotogramas, Quo y Car&Driver, entre otros títulos.

Revistas del grupo Hachette Filipacchi, ahora en manos de Hearst Corporation
Revistas del grupo Hachette Filipacchi, ahora en manos de Hearst Corporation

El conglomerado francés Lagardère ha confirmado la venta de su filial Hachette Filipacchi a Hearst Corporation. El grupo de medios de comunicación estadounidense ha adquirido un total de 102 títulos de revistas editados en 14 países, así como alrededor de 50 páginas web y sus respectivas aplicaciones para teléfono móvil y tabletas. Como parte del acuerdo, Lagardère se reserva la propiedad de la marca Elle y recibirá pagos de ocho millones de euros anuales por su utilización en papel y formatos digitales.

El trato incluye las revistas editadas por Hachette Filipacchi y Lagardère en Italia, España, Japón, Holanda, Hong Kong, México, Taiwan, Canadá y Alemania. Además, el grupo estadounidense espera "completar en breve" la compra de las revistas de Lagardère en Rusia, Ucrania y Reino Unido, según ha explicado la compañía estadounidense. El precio total de la compra asciende a 640 millones de euros.

El acuerdo de Lagardère situará a Hearst Magazines -el segundo mayor editor de revistas de EE UU después de Time Inc.- entre los mayores editores de revistas a nivel global, cuando ya contaba con una relevante presencia internacional. Su cifra de negocios supera los 4.000 millones de dólares. La joya es Cosmopolitan, que con 60 ediciones es la revista más publicada del mundo. Al debut el pasado diciembre en Mongolia le han seguido nuevas apariciones en Dubai, Armenia y Azerbaiyán.

Hachette Filipacchi, la división internacional de Lagardère, ingresó 774 millones de euros el año pasado. Alcanzado el acuerdo a principios de este año, Lagardère reconoció que "la división de revistas está perdiendo escala en la mayoría de los países y requiere grandes inversiones para ser una plataforma sostenible, en particular, a la luz de la evolución de la tecnología digital".

Lagardère, sumida en una profunda restructuración para rebajar sus actuales niveles de deuda, se centrará ahora en la publicación y venta de libros, y otros negocios como el marketing deportivo. Asimismo, está preparando sacar a la venta su 20% en la cadena Canal Plus de Francia y su participación del 7,5% en el conglomerado industrial EADS (European Aeronautic Defence & Space).