Conferencia en Nueva York

Olli Rehn: "Las próximas semanas pueden ser el comienzo del fin de la crisis"

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha defendido hoy que junio será un mes crucial para la Unión Europea (UE) y que las próximas semanas, después de que se impulsen nuevas medidas de ajuste para Grecia, podrían ser las del comienzo del fin de la crisis.

"Puede que aún no estemos en la fase final, pero podemos hacer que las próximas semanas sean el principio del fin de la crisis", defendió hoy Rehn en una conferencia ofrecida en el Consejo de Relaciones Exteriores en Nueva York.

En este sentido, argumentó que "la recuperación económica en Europa mantiene su impulso y es cada vez más autosuficiente, a pesar de los revuelos financieros y las turbulencias externas. Sin embargo, los avances siguen siendo desiguales y continúan las tensiones en el mercado de deuda soberana".

"Hace ya mucho tiempo -explicó- que ha quedado claro que la etapa actual de la crisis es una combinación rigurosamente entrelazada de una crisis de deuda soberana y de las debilidades del sector bancario. Está igual de claro que una no puede solucionarse sin la otra", por lo que Rehn recomendó que ambas cuestiones se resuelvan en paralelo.

Sobre la situación de Grecia, y según la copia difundida de su discurso, Rehn explicó que la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) están llevando a cabo la cuarta revisión trimestral de la situación macroeconómica de Grecia.

"Se han logrado buenos avances en las conversaciones con Atenas, especialmente en los dos asuntos más urgentes: medidas para reducir el déficit fiscal de 2011 e impulsar un plan de privatización de 50.000 millones de euros", explicó Rehn, quien se dijo "confiado" en que el proceso de revisión "podría acabarse en los próximos días".

"Una vez que se haya cerrado positivamente la revisión, la UE y el FMI avanzarán en la preparación de los próximos pasos para salvaguardar la estabilidad financiera y continuar la reforma económica en Grecia", detalló el alto responsable europeo.

En su opinión, Europa ha ofrecido una "respuesta integral" a la crisis con la que se ha "evitado un derrumbe financiero" y "contenido una crisis de deuda en tres países, que ahora están cubiertos por programas de la UE y el FMI".

A pesar de sus declaraciones Rehn señaló: "Desde luego aún no podemos declarar victoria alguna. Hay que seguir trabajando".

Agregó que "junio va a ser un mes fundamental en la superación de la crisis. Esto requiere decisiones valientes para completar la reparación financiera, reforzar la gobernanza económica y mantener a Grecia en la senda de las reformas".

Rehn insistió en que el impago de la deuda no es una opción y recordó que para evitar esa posibilidad hace un año se diseñó un préstamo con "fuertes condiciones".

Además, se crearon "efectivas barreras financieras para gestionar posibles futuros problemas con las finanzas soberanas que pudieran amenazar la estabilidad financiera en Europa", que se aplicaron, según explicó, en Irlanda y Portugal.

El comisario explicó además que se han establecido "los principios de un mecanismo de estabilidad permanente que reemplazará al temporal en 2013".