Encuesta ADP

El sector privado en EE UU modera notablemente la creación de empleo en mayo

El sector privado estadounidense creó en mayo 38.000 empleos netos, una modesta cifra muy por debajo de los 177.000 generados en el mes anterior y que muestran una desaceleración de ese indicador, informó hoy Automatic Data Processing (ADP).

"La desaceleración (en la creación) de empleo, aunque decepcionante no es sorprendente por completo", indicó la compañía ADP, que también informó de que ha revisado a la baja los empleos que el sector privado generó en abril desde 179.000 a 177.000.

Los expertos de esa empresa indicaron también en un comunicado de prensa que esos resultados están en línea con la reducción del ritmo de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) estadounidense que en el primer trimestre de este año avanzó el 1,8 %, mientras que en 2010 progresó un 2,9 %.

"Eso está por debajo de lo que muchos economistas creen que es el potencial medio de crecimiento económico y normalmente se asocia a un débil crecimiento del empleo", agregó ADP.

Por sectores, en el de servicios se generaron 48.000 empleos, lo que supone encadenar 17 meses consecutivos de crecimiento, mientras que en el productivo se perdieron 10.000 puestos de trabajo, lo que rompe seis meses de continuo avance mensual.

En el sector productivo, las compañías del ámbito manufacturero destruyeron 9.000 de esos 10.000 empleos, lo que pone fin a siete meses consecutivos de subidas.

Las empresas con más de 500 trabajadores perdieron 19.000 empleos, mientras que las de tamaño mediano (entre 50 y 500 trabajadores) generaron 30.000 nuevos puestos de trabajo y las pequeñas (menos de 50 empleados) otros 27.000.

Según los datos de ADP en mayo, se registró una pérdida de 8.000 empleos en el ya castigado sector de la construcción, con lo que la tendencia iniciada en abril, cuando se crearon 9.000 puestos de trabajo, se ha vuelto a perder.

Desde enero de 2007 ese sector de la economía estadounidense ha perdido 2.124.000 trabajos, según ADP, que también apuntó hoy que en el sector financiero -otro de los más castigados por la crisis- se destruyeron 6.000 puestos en mayo.

La publicación de esos datos se registró al tiempo que la consultora Challenger, Gray & Christmas difundió que en mayo las empresas estadounidenses realizaron un recorte total de 37.135 puestos de trabajo, el 1,8 % más que los 36.490 del mes precedente, según sus cálculos.

La misma firma indicó en un comunicado de prensa que los recortes de mayo son el 4,3 % inferiores a los registrados en la misma fecha de 2010, cuando alcanzaron 38.810 empleos perdidos.

Esta consultora señaló también que las empresas de Estados Unidos han anunciado unos recortes totales de 204.374 empleos en 2011, el 21 % menores que los 258.319 despidos de los cinco primeros meses de 2010.

Asimismo señaló que el 40 % de los recortes de empleo efectuados el mes pasado estaban relacionados con la Administración de EE.UU. y las compañías sin ánimo de lucro, que desde enero de 2009 han eliminado 380.523 empleos.

Challenger, Gray & Christmas señaló que los recortes aplicados por la Administración ha repercutido en el sector privado, especialmente en los sectores aeroespacial y de defensa.

"Los últimos datos económicos son definitivamente desiguales: los pedidos de bienes duraderos bajaron en abril, las peticiones por desempleo crecieron y las perspectivas del mercado inmobiliario son sombrías, pero los beneficios empresariales crecen", indicó el presidente ejecutivo de la consultora, John Challenger.

También destacó que desde febrero pasado el sector privado "ha añadido 760.000 nuevos trabajadores a sus nóminas" y subrayó que con ese panorama, no es de extrañar que haya indicadores que reflejan una tendencia poco clara.

No obstante, indicó que pese a esos signos de recuperación débil y la continúa reducción de empleos públicos, "muchos empleadores no lo ven como un problema a largo plazo y saben que esos altibajos se producen durante los procesos de recuperación".