Para contribuir a la consolidación fiscal

Almunia cree que las autonomías deben fijar una regla de límite del gasto

El comisario de Competencia, el español Joaquín Almunia, consideró hoy conveniente que las comunidades autónomas españolas introduzcan lo antes posible una norma de límite del gasto "legalmente vinculante" para contribuir a la consolidación fiscal de las administraciones españolas.

Joaquín Almunia, comisario europeo de Competencia de la Comisión Europea
Joaquín Almunia, comisario europeo de Competencia de la Comisión Europea

Almunia ha reclamado a los gobiernos regionales del PP que, en el actual "momento muy difícil", se unan al esfuerzo del Gobierno central para recortar el déficit público.

"Ahora que necesitamos cumplir plenamente los objetivos de déficit y mantener bajo control la deuda, necesitamos no sólo un marco fiscal nacional sino también marcos fiscales regionales. Necesitamos una regla de gasto a nivel regional", ha dicho el vicepresidente del Ejecutivo comunitario en una conferencia.

"Mi opinión, en tanto que comisario y en tanto que español, es que los gobiernos regionales deberían introducir lo antes posible una regla de gasto jurídicamente vinculante en sus presupuestos", ha señalado Almunia.

El comisario de Competencia ha lamentado que la coordinación de políticas fiscales de las comunidades autónomas "no ha sido plenamente eficaz" y ha reclamado más "corresponsabilidad" en esta materia.

"En España, el grado de corresponsabilidad debería aumentar muy rápidamente por las condiciones políticas después de las últimas elecciones regionales. Desafortunadamente según mi punto de vista político, la mayoría de las regiones políticas tienen un color político distinto al del Gobierno central y eso supone un gran reto en un momento muy difícil", ha dicho Almunia.

El déficit de las comunidades autónomas aumentó hasta el 2,8% del PIB en 2010, algo que a juicio del comisario "no se explica plenamente por la crisis", ya que ésta ha reducido los ingresos pero no ha aumentado tanto el gasto porque las prestaciones por desempleo se gestionan a nivel nacional.

En 2011, los gobiernos regionales están obligados a recortar el déficit hasta el 1,3% del PIB y 8 de los 17 deberán ajustarlo "muy por encima" del 1,5% de media. Almunia ha reconocido que para las comunidades autónomas resulta "más difícil" reducir el déficit que para el Gobierno central porque la mayoría del gasto se concentra en sanidad y educación, que son partidas con "baja elasticidad".

La deuda de las regiones se sitúa alrededor del 11% y, aunque este nivel "no es muy alto", el acceso a los mercados para refinanciarla o emitir nueva deuda "es más difícil para los Gobiernos regionales que para el Gobierno central, lo que supone un problema importante", ha indicado el vicepresidente.