El déficit por cuenta corriente subió un 11% en el trimestre

El Banco de España constata una desaceleración del alza del paro

El número de parados continuó desacelerándose en abril, hasta situar su tasa de crecimiento interanual en el 3,1%, frente al 4% del mes anterior y al 4,2% del primer trimestre. Es la opinión del Banco de España en su último Boletín Económico. En él, además, asegura que el déficit por cuenta corriente se situó en 17.715,5 millones en los tres primeros meses del año, el 11% más.

Banco de España
Banco de España

El Banco de España destaca que los indicadores más recientes apuntan a unas tasas de descenso interanual del empleo "más contenidas" al comienzo del segundo trimestre, al tiempo que resalta que la construcción continúa con su "proceso de ajuste", aunque observa señales de "ligera mejoría" en algunos datos del sector. En su último boletín económico, la autoridad monetaria indica que el número de afiliados a la Seguridad Social descendió en abril a un ritmo interanual del 1%, caída que es una décima menos pronunciada que en marzo y dos décimas inferior al retroceso observado en el conjunto del primer trimestre.

También destaca que el desempleo continuó desacelerándose en abril, hasta situar su tasa de crecimiento interanual en el 3,1%, frente al 4% del mes anterior y al 4,2% del primer trimestre.

Con todo, la tasa de ocupación se redujo hasta niveles no observados desde principios de 2001. Si se considera la población entre 16 y 64 años, esta tasa cayó en siete décimas, hasta el 58,5 %, inferior a su nivel de un año antes, y, si se computa para los individuos de entre 20 y 64 años retrocedió una décima más, hasta el 61,7 %.

Así, el número de afiliados a la Seguridad Social descendió en abril a un ritmo interanual del 1%, caída que es una décima menos pronunciada que en marzo y dos décimas inferior al retroceso observado en el conjunto del primer trimestre.

Más déficit por cuenta corriente

El déficit por cuenta corriente se situó en 17.715,5 millonesen los tres primeros meses del año, lo que representa un aumento del 11% respecto al mismo periodo del año anterior, según datos del Banco de España. Este incremento se debió al avance del déficit de rentas y a la ampliación del saldo negativo de la balanza comercial, que pesaron más que el aumento del superávit de servicios y la reducción del déficit de transferencias corrientes. El déficit de la balanza comercial en los tres primeros meses se situó en 11.913,7 millones de euros, un 9,3% por encima de los 10.890,8 millones del mismo periodo del año anterior, en un contexto de dinamismo de los flujos comerciales, tanto de las exportaciones como de las importaciones, que crecieron un 22,5% y un 19,9% en tasa interanual, respectivamente.

También contribuyó al resultado de la balanza comercial la reducción del déficit del componente no energético, que se redujo alrededor del 55%, mientras que el déficit energético se amplió aproximadamente un 30%. Durante el primer trimestre, el superávit de la balanza de servicios se incrementó hasta 4.364,6 millones de euros, frente a 4.207,7 millones en el mismo periodo de 2010, como resultado de la ampliación del saldo positivo de turismo y viajes, que compensó el incremento del déficit de los otros servicios. En concreto, el saldo positivo de la rúbrica de turismo y viajes aumentó hasta alcanzar los 4.873 millones en el primer trimestre, frente a los 4.404,7 millones del mismo periodo del año anterior.

Por su parte, el déficit de los otros servicios se situó en 508,4 millones de euros, frente a los 197 millones en los tres primeros meses del año 2010. El déficit de la balanza de rentas aumentó en los tres primeros meses del año hasta 6.026,3 millones de euros (5.025,6 millones en el mismo periodo de 2010). Por último, el déficit acumulado hasta marzo de 2011 por la balanza de transferencias corrientes descendió hasta 4.140,1 millones de euros, frente a los 4.225,6 millones de un año antes. La cuenta de capital acumuló entre enero y marzo de 2011 un superávit de 1.578,8 millones de euros, por debajo de los 1.892,9 millones de los tres primeros meses de 2010.

Necesidad de financiación de la economía

El saldo agregado de las cuentas corriente y de capital, es decir, la capacidad o necesidad de financiación de la economía, fue negativo y se situó en 16.136,6 millones en este periodo, superior al contabilizado en igual periodo de un año antes (14.041,5 millones).

La cuenta financiera, excluido el Banco de España, originó entradas netas por valor de 24.320,6 millones, frente a los 13.806 millones del mismo periodo de 2010. En consecuencia, los activos netos del Banco de España frente al exterior aumentaron en 10.047 millones de euros, frente al descenso de 3.146,2 millones del mismo periodo de 2010. Dicho incremento se concentró fundamentalmente en los activos netos del Banco de España frente al Eurosistema, que avanzaron en 10.894,5 millones, frente al retroceso de 2.170,4 millones en 2010, y, en mucha menor medida, en las reservas, que se ampliaron en 491,9 millones.

En el primer trimestre de 2011, las inversiones directas originaron salidas netas de 4.234,2 millones de euros, frente a las entradas netas de 7.962,7 millones de 2010. Las inversiones directas de España en el exterior, por su parte, dieron lugar a salidas por valor de 9.536,8 millones en los tres primeros meses de 2011. De su lado, las inversiones de cartera generaron entradas netas por valor de 33.863,4 millones de euros, frente a las salidas netas de 5.703,3 millones del mismo periodo de 2010.

Las otras inversiones acumularon salidas netas por un importe de 8.220,2 millones de euros, mientras las operaciones con instrumentos financieros derivados originaron entre enero y marzo entradas netas por valor de 2.911,6 millones.