País Vasco

El PNV solo negociará con Bildu "acuerdos programáticos"

El Partido Nacionalista Vasco (PNV) ha fijado que los posibles pactos que pueda alcanzar con Bildu, entre ellos el control de la Diputación de Guipúzcoa, deben ser esencialmente programáticos. El presidente del PNV en Guipúzcoa, Joseba Egibar, que ayer se reunió en San Sebastián con los líderes de Bildu en ese territorio, aseguró tras el cónclave que la coalición de la izquierda abertzale "tiene un déficit estructural" que dificulta la consecución de convenios sobre políticas concretas.

El juego de alianzas se acelera. El PNV, con una larga cultura de alcanzar pactos, incluido el PP y Euskal Herritarrok, una de las marcas de Batasuna, intenta dibujar el campo de juego en Guipúzcoa, donde Bildu ha sido la fuerza política con mayoría minoritaria. La formación nacionalista ha declarado públicamente que no apoyará al PSE-EE para que mantenga la alcaldía de San Sebastián, una estrategia que ya ha puesto la salida de la escena municipal del actual primer edil en funciones, Odón Elorza. Ni siquiera el cambio por parte de los socialistas de su aspirante a alcalde parece convencer al PNV.

A este juego, en el que Bildu tiene unas cuantas piezas claves, se están aplicando el PNV y el PSE y, en menor medida el PP. Los populares aspiran a gobernar el Ayuntamiento de Vitoria y la Diputación de Álava, pero necesita apoyos que no vendrán de las filas de Bildu. Esta colación ya ha dicho que le dará al PNV su respaldo en la institución foral "a cambio de nada". Sin embargo, la Diputación de Guipúzcoa se muestra como moneda de cambio. En esta línea, Martín Garitano, candidato a diputado general por Bildu, reconoció ayer diferencias programáticas con el PNV. A la vez pidió que no se no ponga obstáculos para que la fuerza política más votada "lidere un gobierno de cambio que facilite la normalización y la paz".

Recorrido

El PNV tiene una larga cultura de pactos que le han llevado a sellar acuerdos en Madrid con Gobiernos del PP y del PSOE. En Euskadi, con los socialistas vascos han compartido Ejecutivo en Vitoria y, también, con Euskal Herritarrok, una marca de Batasuna.