Realia se interesa por ella

Caja Madrid pone en venta su torre KIO

Caja Madrid ha decidido poner en venta la torre KIO impar que alberga su sede corporativa en la Plaza de Castilla, gemela de la que posee la inmobiliaria Realia, que reconoce que la compra sería una operación "interesante".

La consultora Aguirre Newman será la encargada de buscar comprador para una de las torres inclinadas que construyó la empresa Kuwait Investments Office (KIO) en Madrid, según han asegurado fuentes de Caja Madrid, que ha decidido vender su propiedad. Realia, dueña de la otra torre, ha reconocido que el edificio podría interesarle.

La inmobiliaria Realia, participada por la constructora FCC y Caja Madrid, cuenta con 180 millones de euros para invertir en 2011 y por eso busca un activo "emblemático y representativo", preferiblemente en Madrid o París, aunque sin descartar la toma de una participación en una compañía del sector.

Caja Madrid adquirió en 1997 el edificio en el que trabajan cerca de 2.000 empleados y diez años después, en el verano de 2007, llegó a un acuerdo con la petrolera Repsol para comprarle en 815 millones el rascacielos diseñado por Norman Foster en la antigua ciudad deportiva del Real Madrid.

Desde aquel entonces se dio por hecho que la entidad se trasladaría al nuevo edificio, que dobla en altura a la torre KIO y es el más alto de España.

Sin embargo, Caja Madrid aún no se ha trasladado a la que podría ser su nueva sede y está inmersa en la salida a Bolsa de Bankia, fruto de su integración junto a Bancaja, Caja de Canarias, Caixa Laietana y las cajas de Ávila, Segovia y Rioja.

El sector da por hecho que el rascacielos de Foster será la sede de Bankia, aunque oficialmente no hay una decisión tomada al respecto.