Más competidores para el iPad

Vodafone lanza la tableta de LG que graba en 3D

Vodafone ha lanzado en exclusiva la nueva tableta de LG. El sistema operativo de Google Android 3.0 Honeycomb y la cámara que graba en tres dimensiones son los principales reclamos.

Primero fueron los móviles y ahora son los tablets los que protagonizan la carrera de las operadoras celulares para captar clientes y atraerlos a sus filas. Movistar, Vodafone y Orange están en plena competencia para conseguir la exclusiva de cada nuevo lanzamiento de los fabricantes, lo que les permite venderlos en solitario durante un tiempo y lograr así que los usuarios contraten con ellos la tarifa de datos. Eso sí, a cambio de una subvención del terminal.

La última incursión en este campo es de Vodafone, que desde esta semana vende en exclusiva hasta finales de junio la nueva tableta de LG, la Optimus Pad. Los reclamos de este lanzamiento son el sistema operativo Android 3.0 y, sobre todo, la primera cámara que graba en tres dimensiones.

La tableta de LG es un poco más reducida que sus más directos competidores, 8,9 pulgadas, y cuenta con ello como una ventaja, según sus responsables. Como todos los terminales de este tipo, su objetivo es competir con el ultrafamoso iPad de Apple. Aunque, en teoría, son segmentos distintos por los diferentes tamaños de uno y otro, el objetivo es convencer a los usuarios que quieren llevar una tableta más pequeña y manejable en el bolsillo, según fuentes de las empresas implicadas en el lanzamiento. Otro de sus reclamos es una memoria interna superior a la media, de 32 GB.

Puesto que el objetivo de Vodafone es conseguir que los clientes se apunten a una tarifa plana de datos lo más alta posible, la subvención que aplica es más elevada cuanto más se compromete a pagar el usuario. Así, la tableta de LG cuesta 349 euros, incluyendo IVA y con una permanencia de 24 meses, si el abonado contrata la tarifa de internet de 32 euros mensuales o superior. Si la tarifa es de 15 o 19 euros mensuales (las otras dos opciones que tiene la compañía), el precio es de 449 euros.

Si el cliente no quiere comprometerse a una permanencia de 24 meses con Vodafone y no quiere una tarifa de datos, el terminal puede comprarse por 599 euros y ser usado con wifi.