Respaldo del 74% de los accionistas minoritarios

Iberdrola Renovables aprueba la fusión con la matriz

Iberdrola ya tiene el sí de los accionistas de su filial de renovables que le permitirá fusionar esta compañía con la matriz.

Los accionistas de Iberdrola Renovable han aprobado el proyecto de fusión con la matriz, Iberdrola, con lo que arrancará la fase final de una operación iniciada en marzo y destinada a poner en valor los activos verdes de la compañía, según la justificación de la eléctrica.

Iberdrola, que ha contado en este proceso con el asesoramiento legal de Uría Menéndez y el financiero de Citigroup y HSBC, ya aprobó el viernes en su junta la fusión. Solo faltaba conocer la opinión de los accionistas de la filial, en la que Iberdrola cuenta con un 80% del capital. Y ya se han expresado: el 74% de los accionistas minoritarios ha dado el visto bueno, según la compañía.

Según las previsiones de la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán, la fusión por absorción habrá concluido en julio, momento en el que Iberdrola Renovables dejará de cotizar en Bolsa y habrá puesto fin a un periplo como valor bursátil independiente de casi cuatro años.

A mediados de marzo, poco después de dar entrada a Qatar Holding en su capital y de recibir críticas de inversores internacionales, Iberdrola decidió elevar un 2% la oferta de canje de acciones con su filial de renovables. La prima final es del 13,8% con respecto a la cotización del día anterior a la fusión.

Los accionistas de la filial recibirán 0,5045 acciones de la matriz por cada título, lo que, unido al reparto de los dividendos ordinarios de ambas empresas, supone valorar cada acción de Iberdrola Renovables en 3,08 euros.

Además, Iberdrola Renovables abonará antes de la fusión un dividendo extraordinario de 1,2 euros por título.

Para asumir este reparto de acciones, la matriz lanzó un programa de compra de autocartera por un máximo de 250,9 millones de títulos, representativos de hasta el 4,309% del capital social de la compañía. Estas adquisiciones se están realizando progresivamente hasta julio.

En su última comunicación acerca de las compras de acciones propias, Iberdrola notificó la adquisición de un 2,28% de autocartera, lo que equivale a más de la mitad del objetivo del 4,3%.

Entre los argumentos de Iberdrola para acometer la fusión, figura la capacidad de la eléctrica para acometer proyectos que su filial habría tenido más difícil llevar a cabo, así como unas sinergias organizativas de unos 20 millones anuales hasta 2012.

Iberdrola Renovables, asesorada en el proyecto por los financieros de Credit Suisse y Merrill Lynch, y los abogados de Albiñana & Suárez de Lezo, dejará de tener su sede fiscal en Valencia, pero conservará su centro operativo en esta ciudad.