Señala en su blog que se presentará a las primarias

José Carlos Carmona se alza como el rival de Rubalcaba

José Carlos Carmona es afiliado al PSOE desde el año 1982. En su blog, explica que se presenta como candidato a las primarias socialistas.

"José Carlos Carmona desea presentarse a las elecciones primarias dentro de su propio partido porque cree que existe un malestar generalizado en la sociedad española relativo al distanciamiento de los políticos con la ciudadanía. Y en medio de esa desconfianza, el PSOE pone su maquinaria en marcha y elimina la posibilidad de otras opciones y elige a Alfredo Pérez como candidato". Estas son las palabras con las que José Carlos Carmona explica en su blog el motivo para su candidatura a las primarias socialistas, un proceso que se abre hoy y se cierra el día 15 de junio.

Asmismo, añade que "en el PSOE hemos estado criticando a Rajoy por haber sido designado por su antecesor y ahora hacemos algo demasiado parecido".

"Con la presentación de esta candidatura intento que el debate siga en marcha, que no nos creamos el paradigma de que la unidad del partido es lo que quiere la gente. La gente quizás preferiría asumir que sus gobernantes son seres humanos, con dudas, que debaten y que no actúan como profesionales de la política", agrega.

Según ha confirmado en declaraciones, el también escritor malagueño ha enviado su inscripción al Comité Electoral del Partido Socialista y está "a la espera" de que la formación le haga llegar los impresos que hay que rellenar para poder alcanzar los 22.000 avales necesarios para poder presentarse a las primarias.

En este sentido, ha adelantado que ya cuenta con grupos de trabajo en Cataluña, Galicia y Sevilla, así como espera que pronto se organicen en otras comunidades autónomas y ciudades, para recabar las firmas de militantes necesarias durante los 15 días de los que dispone, según ha indicado.

"Ayer veía el proceso muy difícil, hoy difícil", asegura, al tiempo que ha manifestado que está recibiendo apoyos de "cargos importantes de UGT, así como de dentro del partido y de personas que ocuparon posiciones políticas relevantes en el mismo". En definitiva, según Carmona, "gente descontenta y molesta por no poder hablar".

En esta línea, ha lamentado que "quien disiente de la línea oficial es sacado del partido". Por otro lado, reconoce que el proceso para presentarse es "muy difícil", pero se muestra optimista, pues la cosa va "rapidísima".