Situación de los hogares y protección social

El pleno desempleo ha alcanzado los 1,38 millones de hogares tras aumentar en 58.000 las familias con todos sus miembros activos en paro entre enero y marzo. La tasa de paro de las personas de referencia, según la última EPA, alcanza el 17,55% tras aumentar un punto porcentual en el último año. El paro del cónyuge se sitúa en el 17,94% y el de los hijos casi duplica estas cifras con el 35%.

De la situación laboral de los cabeza de familia depende en gran parte el consumo, de modo que cuando más aumenta el paro de esta figura familiar, más disminuye la demanda interna.

Además, pese a que la situación es desalentadora, el cabeza de familia sigue siendo el mayor mecanismo de protección social para los colectivos más desfavorecidos por el empleo, como son los jóvenes, muchos de los cuales no pueden abandonar el hogar e independizarse, bien por encontrarse en paro bien por un insuficiente nivel de ingresos.