¿Qué meses subirá y qué meses bajará?

El empleo en España tiene un comportamiento cíclico ligado a actividades coyunturales, fundamentalmente el turismo. En una economía como la española, enormemente dependiente del sector turístico, son habituales los altibajos en función de las temporadas, de modo que en los meses veraniegos aumenta el empleo y ocurre todo lo contrario en la época invernal.

El ministro de Trabajo ya ha adelantado que la llegada de la primavera ha recuperado la afiliación y se contabilizan ya 150.000 cotizantes más que a principios de año, de modo que la economía ha logrado recuperar "sobradamente", según Gómez, el empleo perdido en enero y febrero.

El paro registrado subió en los tres primeros meses del año. Enero registró la mayor subida del trimestre con 130.930 personas. En febrero y marzo el aumento se moderó en 68.360 34.406 desempleados, respectivamente. Ya en abril, mes en el que se celebró la Semana Santa, el paro disminuyó y se esperan nuevos descensos al menos hasta la entrada del otoño.