Culpa al Banco Santander del ahogo financiero

Ruiz-Mateos pide a Botín que pague 250 millones a los inversores

"Lo mínimo que puede hacer es pagar los 250 millones de euros a los inversores que han depositado ese dinero en Nueva Rumasa", ha dicho el responsable de Nueva Rumasa sobre el presidente del Banco Santander.

El patriarca de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, durante una rueda de prensa
El patriarca de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, durante una rueda de prensa

El patriarca de los Ruiz-Mateos, que culpa al Banco Santander del ahogo financiero del grupo, ha cifrado hoy por primera vez en 250 millones de euros el importe que un total de 3.000 inversores de pagarés ha depositado en once empresas del grupo.

José María Ruiz-Mateos ha detallado que el pasado 12 de mayo cedió a estos inversores los derechos de cobro de la retasación de las empresas del antiguo holding de la abeja, que sólo con Galerías Preciados asciende a 6.000 millones de euros.

El abogado de Jose María Ruiz-Mateos, Joaquín Yvancos, quien le ha acompañado hoy en la comparecencia ante los medios de comunicación, ha precisado que los otros cinco hermanos del patriarca de Nueva Rumasa también se adherirán a la cesión planteada.

Por otra parte, Yvancos ha resumido que el proceso judicial en el que se encuentra ahora la antigua Rumasa es una retasación que sólo con el valor de los inmuebles asciende a 18.000 millones de euros, que el Estado tendría que abonar a la compañía. Ha asegurado, además, que el pasado lunes Nueva Rumasa ejercitó el derecho de retracto de la venta -por parte del Royal Bank of Scotland- de la deuda de 30 millones de Clesa. Según éste, la operación se ha realizado con un fondo holandés con un descuento del 70 %. En este sentido, Yvancos ha afirmado que, o bien el banco presenta la escritura pública, o lo que ha comprado es un pleito por diez años.

Este derecho de retracto también lo ejercitará con la deuda de Nueva Rumasa con Banco Santander, que éste ha vendido a Ceberus con un descuento, según sus informaciones, del 80 %. "Algo que no se entiende, porque la entidad tenía esta deuda garantizada en inmuebles en un 225 %", ha añadido.

El abogado ha recordado que son más de 20 las empresas de Nueva Rumasa las que se encuentran en concurso de acreedores, con un pasivo real de unos 1.200 millones de euros. Ha avanzado, además, que hoy se ha presentado el concurso de acreedores para cinco hoteles de Canarias, aunque agrupados en un solo procedimiento.

En relación al total de empresas que han emitido pagares para inversores, Joaquín Yvancos ha señalado que, aparte de las emisiones publicitadas, muchas compañías de Nueva Rumasa -hasta 11- se han estado financiando a través de préstamos que les daban o bien "su círculo de amistad" o bien personas próximas a dichas empresas. Así ha sido el caso de Cavas Hill, que lo ha estado haciendo de este modo durante 20 años, según ha apuntado.

Según Yvancos, Nueva Rumasa está negociando con un banco suizo que, a cambio de comprar estos derechos de cobro con un descuento del 50 % -es decir, entre 8.000 y 9.000 millones de euros-, constituiría un fondo para invertir entre 40.000 y 50.000 millones de euros en el sistema financiero español. "Es una operación financiera que no tiene por qué costarle ni un euro al Gobierno", ha asegurado.