¿Se está pinchando la burbuja asiática?

AT&T pone fin al reinado chino y se convierte en líder de las 'telecos' en Bolsa

AT&T acaba de destronar a la que ha sido durante años líder indiscutible de las telecos en Bolsa, China Mobile. Estados Unidos recupera el poder y acaba con el reinado asiático.

Móviles para la red de T-Mobile
Móviles para la red de T-Mobile

No era la más grande por ingresos, ni la que tenía más beneficios, pero un mercado potencial de 1.300 millones de usuarios, una rentabilidad a prueba de cualquier inversión o gasto comercial y un negocio en el país con mejores perspectivas del planeta jugaban a su favor.

China Mobile entró sin timidez alguna en el grupo de las más grandes de las telecos en Bolsa. Fue escalando posiciones y ya en 2006 llegó a lo más alto, a la primera posición por capitalización bursátil entre las de su sector. Tras algún retroceso en 2007, desde entonces es el líder absoluto. Por momentos, incluso estuvo entre las cuatro mayores empresas del mundo por valor en Bolsa, rodeada de petroleras y bancos.

Destronada

Pero el reinado ha terminado, al menos temporalmente. La estadounidense AT&T ha vuelto a demostrar que la vida es un ciclo y ha recuperado la posición que un día fue suya y que perdió a base de equivocadas decisiones corporativas y de la irrupción de las empresas chinas en la escena bursátil.

Con una subida del 16% en dos meses, AT&T ha aprovechado el mal momento en Bolsa de China Mobile para ganarle la partida de la capitalización. En estos momentos, la estadounidense vale más de 130.000 millones de euros en el mercado, casi 4.000 millones más que su rival asiática.

A principios de 2008, la diferencia a favor de China Mobile superaba los 65.000 millones, pero los aciertos de AT&T y los desaciertos de la asiática han cambiado las tornas.

Respaldo de los inversores

La estadounidense está disfrutando de unos meses de gracia bursátil, sobre todo tras el acuerdo para comprar a Deutsche Telekom su filial de móvil en Estados Unidos. El precio pagado ha sido considerado alto por los analistas, pero AT&T no ha sido castigada por ello, todo lo contrario. El respaldo de los inversores a la agresiva estrategia de la operadora es total y los resultados están acompañando, con crecimiento de ingresos y beneficio en el primer trimestre.

China Mobile, mientras tanto, ha vivido el proceso contrario. Sin un detonante claro, con subida de las ventas y de las ganancias en el primer trimestre, el valor ha caído cerca de un 12% en los últimos seis meses y un 10% en lo que va de año. La prima por fundamentales con la que cotizaba con respecto a AT&T (tanto los ingresos como los beneficios de la operadora china son inferiores a los de la estadounidense, aunque su rentabilidad es mayor) se ha evaporado.

¿Hay razones para seguir invirtiendo?

La duda que queda en el aire es si se trata de un retroceso temporal o es el fin de los fuegos artificiales de algunas de las empresas chinas en Bolsa. "¿Qué méritos tiene China Mobile para seguir invirtiendo en el valor después de la caída de los últimos meses?", preguntó un inversor al presidente de la compañía, Wang Jianzhou, en la junta de accionistas. El ejecutivo no tuvo más remedio que reconocer que el equipo gestor también está preocupado por el precio de la acción y por la manera de lograr que llegue a lo que ellos consideran su pleno potencial. Prometió captar más clientes con sus nuevas redes de banda ultraancha y conseguir un mayor gasto por servicios de datos de los que ya están para recuperar el favor de la Bolsa.

Pero China Mobile no es la única empresa asiática que muestra titubeos en Bolsa. Petrochina, por ejemplo, acaba de ser relegada otra vez a la tercera posición del ranking mundial de las mayores empresas tras ser adelantada por Apple, en una competición que ya dura meses.

¿Es el principio del fin de la burbuja de las empresas chinas en Bolsa? Desde luego, los resultados financieros no parecen alentar esta teoría, pero, al menos en el caso de China Mobile, la compañía se enfrenta a inversiones multimillonarias en el despliegue de nuevas redes en un territorio inmenso para conservar su potencial. Y eso está pesando.

Verizon acecha a Telefónica

Sea cual sea el orden, lo cierto es que AT&T y China Mobile siguen en lo más alto de la clasificación de operadoras en Bolsa a bastante distancia del resto, aunque el buen comportamiento de Vodafone en los últimos meses está reduciendo la brecha. Telefónica mantiene su cuarto lugar, pero Verizon está a menos de 2.000 millones de distancia y vuelve a acechar.