Endurecen la plataforma en el convenio sobre la creación de la 'low cost'

Los pilotos de Iberia dan luz verde a la convocatoria de huelga en verano

Los pilotos de Iberia cambian el diálogo por la fuerza. La asamblea celebrada ayer exigió a su sindicato, el Sepla, que adopte de inmediato medidas de fuerza: desde la aplicación estricta del convenio en la operación hasta la huelga legal. Los tripulantes decidieron modificar la plataforma de negociación y subieron sus cuotas sindicales para ayudar a los pilotos expedientados.

Los pilotos de Iberia dan luz verde a la convocatoria de huelga en verano
Los pilotos de Iberia dan luz verde a la convocatoria de huelga en verano

La normalidad parece un término inviable en la aviación comercial en España. Tras un año de conflictividad con los controladores aéreos, en 2011 toca el turno a los pilotos. La asamblea de los afiliados del Sepla celebrada ayer autorizó a la dirección del sindicato a "tomar de inmediato todas las medidas posibles, incluida la huelga" sin necesidad de convocar una nueva asamblea "en el caso de que fuera necesario".

El encuentro sindical, que tendrá continuación el jueves, se había convocado para analizar la situación creada ante el bloqueo de la discusión del nuevo convenio colectivo. En la mesa de negociación el asunto estrella es la creación de un nuevo modelo de operación de corto y medio radio y bajos costes para alimentar de pasajeros el aeropuerto de Madrid-Barajas. Las partes no se ponen de acuerdo a pesar de que la dirección de Iberia ya ha firmado sendos convenios con otros colectivos implicados: los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) y los trabajadores de tierra.

Otro tema abordado en la asamblea de ayer ha sido la resolución con castigo de tres expedientes a otros tantos pilotos y la apertura de varias iniciativas disciplinarias por la diferente interpretación que la compañía y el Sepla realizan de la normativa de trabajo y descanso de las tripulaciones. La asamblea decidió aumentar las cuotas de los afiliados para ayudar a los tripulantes que han sido castigados con la suspensión temporal durante 60 días de empleo y sueldo.

El ambiente en el que se desarrolló la asamblea fue "de tensión", según explicaron diferentes pilotos. El colectivo de segundos comandantes, especialmente, se mostró en desacuerdo con la política de "negociación a toda costa" que mantiene la dirección del sindicato en la mesa del convenio.

Los copilotos exigieron la retirada de la plataforma presentada por el colectivo para la creación de la operación low cost y la adopción inmediata de medidas de fuerza, incluida la huelga legal. La dirección del sindicato intentó aplacar los ánimos y explicó las ventajas que, tanto los pilotos como Iberia, consiguen si se hace la operación de corto radio y bajos costes dentro del escalafón de la compañía, e hizo todo lo posible por evitar que se acordara la retirada de esta oferta de la mesa del convenio.

Finalmente se autorizó al sindicato a seguir defendiendo esta iniciativa, pero se articuló una formulación en el sentido de señalar que la oferta de low cost del sindicato había sido "despreciada" por la dirección de Iberia y que, en este sentido, "ha quedado retirada".

La asamblea decidió cambiar la plataforma de negociación del convenio por una nueva. La propuesta ya ha sido enviada a la dirección de la aerolínea junto a una carta en la que se exige una fecha inmediata para retomar la negociación. La nueva plataforma exige que el acuerdo laboral a firmar entre las partes tenga una duración hasta el año 2015 y que la recuperación de IPC anual esté unida a la recuperación de sinergias pactadas en la fusión.

Sindicar acciones de IAG para hablar en la junta

Los pilotos de Iberia formalizaron ayer la iniciativa por la que están solicitando a todos los tripulantes del Sepla con acciones de IAG (compañía resultante de la fusión entre Iberia y British Airways) que deleguen su voto, sindicando así todas sus acciones personales. Su objetivo es que la dirección del Sepla acuda a la junta general de IAG a informar de sus propuestas a los accionistas, aspirando a representar hasta el 5% del capital.

Entre estas medidas que quieren llevar a la Junta destaca la de la creación de la controvertida operación de bajos costes para aportar tráfico de cortos y medio radio al aeropuertos de Madrid-Barajas. Hasta ahora la habían incluido en su propuesta de convenio y el deseo de los pilotos es que "la conozcan los propietarios de la sociedad, ante la falta de interés de los ejecutivos".

Iberia mantuvo ayer una total discreción y evitaron cualquier comentario sobre el desarrollo de la asamblea de sus pilotos. Remitieron a las declaraciones hechas el lunes por el presidente de la compañía Antonio Vázquez, quién aseguró que Iberia espera cerrar pronto el acuerdo con los pilotos para crear una compañía de bajo coste que permita alimentar los vuelos transoceánicos de la aerolínea, "aunque no hay un plazo determinado".

Respecto a las asambleas el ejecutivo se mantuvo cauto e indicó que se está a la espera de saber las decisiones que adopten, aunque afirmó que "se continúa negociando con ellos".

La posibilidad de que se declare la huelga unido a los efectos que la nube de cenizas, provenientes del volcán islandés Grimsvötn, pueda tener en los vuelos de la compañía han lastrado la acción de IAG. Al cierre perdió en la Bolsa española el 2,2%, hasta 2,64 euros.

Conflicto

Propuestas para una operación 'low cost'

-Iberia: la compañía afirma que con los actuales costes no es posible competir con Ryanair y Easyjet en las rutas que conectan los principales destinos españoles y europeos con el aeropuerto de Madrid-Barajas.

-Sepla: el colectivo de pilotos de Iberia rechaza que se cedan esos tráficos a Vueling y a Air Nostrum, y reclaman que la operación de bajos costes se haga con el escalafón de la compañía.