Primer duelo parlamentario tras el 22-M

Zapatero se compromete a seguir luchando contra la crisis

En el primer pleno del Congreso tras las elecciones del 22-M, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reiterado su intención de seguir luchando contra la crisis y de anteponer "el interés de España a cualquier otro".

El jefe del Ejecutivo se ha enfrentado hoy cara a cara con los partidos políticos tras los comicios autonómicos y municipales celebrados el pasado domingo. José Luis Rodríguez Zapatero ha considerado que que "no ha cambiado" la confianza en su Gobierno y se ha mostrado convencido de que las medidas económicas adoptadas "van a producir resultados a corto y medio plazo". Previamente, Mariano Rajoy, líder del PP, partido vencedor de los comicios por más de dos millones de votos y 10 puntos de diferencia con el PSOE, remarcó que el "principal problema" de la economía española es la "desconfianza que genera" el PSOE.

Rajoy ha eludido hacer una mención explícita a la petición de su partido de que el Gobierno se someta a una cuestión de confianza en el Congreso, aunque se ha centrado en denunciar la incapacidad de Zapatero para recuperar la credibilidad dentro y fuera de España.

"La confianza es un concepto genérico e indeterminado y que sirve para cualquier circunstancia", ha replicado Zapatero, asegurando que cuando la tasa de paro española llegó a su nivel más bajo de la historia hace tres años gobernaba el PSOE.

A quienes le piden un giro a la izquierda en sus políticas, Zapatero ha asegurado que su objetivo fundamental sigue siendo la recuperación económica y la creación de empleo. "No sé si eso es un giro o no hay que girar, pero vamos a hacerlo con toda la responsabilidad y poniendo los intereses de España por encima de cualquier otro, como he dicho en más de una ocasión", ha sentenciado.

Batalla de aplausos

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha recibido en el pleno del Congreso el aplauso cerrado de sus compañeros del grupo popular para celebrar la victoria electoral del domingo, a lo que los socialistas han replicado con otro más largo para Zapatero.

La bancada popular ha dedicado este aplauso al líder de su partido justo antes de que éste fuera a formular su pregunta de la sesión de control a Zapatero, versada sobre el desempleo juvenil.

Después, cuando ha terminado su réplica, los populares han vuelto a arropar a su líder con un aplauso más largo que el primero. Entre ellos, justo detrás de Rajoy, se encontraba como invitado el presidente del PP andaluz, Javier Arenas.

Al gesto del grupo popular han contestado los socialistas, que han dedicado al jefe del Ejecutivo cuando ha acabado su intervención un aplauso más largo que el del PP, y el presidente de la Cámara, José Bono, ha bromeado al respecto mientras les pedía que parasen. "En el diario de sesiones pondrá 'muchos aplausos', pero ya es suficiente", ha señalado.