_
_
_
_
_
Mercados

El riesgo país toca máximos desde enero y desbarata el alza del Ibex

La oposición frontal del BCE a refinanciar la deuda griega y los problemas de Irlanda elevan en la semana 24 puntos la prima de riesgo y hacen ceder a la Bolsa un 1,25%.

Si la indignación ha tomado esta semana la madrileña Puerta del Sol, a escaso kilómetro y medio de allí, en la plaza de la Lealtad ha reinado la inquietud. Una especie de calma tensa ronda la sede de la Bolsa, desde que hace un par de semanas se puso de manifiesto que la crisis soberana sigue igual de presente en Europa. Se hizo patente entonces que Grecia tendrá difícil hacer hoy frente al pago de su deuda, un año después de que el país fuera rescatado por el mismo motivo. Una incertidumbre que se mantendrá, al menos, hasta el próximo 20 de junio, cuando el Eurogrupo se reúna para afrontar una refinanciación y sus alternativas. La oposición frontal que manifestó el jueves el Banco Central Europeo a una reestructuración de la deuda, reavivó los temores el viernes, y dio la vuelta a los tímidos avances que el Ibex había conquistado estos días. Al cierre de la semana, la Bolsa había caído un 1,25%.

El peor golpe lo recibió el mismo viernes, cuando cedió un 1,45% en una jornada de gran volatilidad, debida al vencimiento de derivados financieros, y a la debilidad de Wall Street, que sentenció la sesión. El Ibex cerró en los 10.226,6 puntos, en su cota más baja desde mediados de marzo.

Pero ante todo, fue el viernes cuando los inversores digirieron las declaraciones del economista jefe del BCE, el alemán Jürgen Stark, que calificó de catastróficas las consecuencias de una refinanciación de la deuda griega. Stark, en la línea del presidente de la institución, Jean-Claude Trichet, advirtió desde la propia Atenas que el BCE cerraría el grifo de liquidez a la banca helena si se firma un pacto para reestructurar su deuda.

Como consecuencia, el perfil de riesgo país de los países periféricos europeos se disparó. En España, el diferencial entre el bono a 10 años frente al alemán ascendió de los 227 puntos básicos del jueves a 243 puntos el viernes. Una cifra que no se alcanzaba desde enero, cuando los inversores seguían ligando España al destino fatal al que se abocaba Portugal. Al ascenso, contribuyó la duda de si las elecciones regionales del domingo revelarán déficit fiscales no reconocidos, como ya ocurriera en Cataluña.

El termómetro de la desconfianza soberana tocó techo, como es lógico, en la propia Grecia, cuyo rating fue rebajado tres escalones por la agencia de riesgo Fitch. Su prima de riesgo alcanzó los 1.351 puntos básicos, su máximo histórico. En Irlanda, que según el FMI necesitará nuevas ayudas, el diferencial se situó en los 748 puntos, y en Portugal en los 632.

La agitación en la deuda pública europea se trasladó pronto a los parqués del Viejo Continente. Las grandes plazas se decantaron por los números rojos en el cómputo semanal, a excepción de Londres, que salvó una subida del 0,38%. París cayó un 0,70%, Fráncfort, un 1,84%, y Milán, un 2,42%.

En Madrid, el mayor descenso del viernes fue para Sacyr, que cedió un 4,33%, tras ganar un 5,38% el jueves, cuando su presidente anunció que Banco Santander refinanciará su deuda. La compañía, inmersa en una lucha de poder interna, termina la semana con el segundo peor resultado, al caer un 6,32%, frente al 9,18% que descendió Bankinter. Solo cuatro compañías acumularon avances en la semana. Se trata de Gamesa, que ganó un 3,09%, IAG (unión de Iberia y British Airways), que asciende un 2,75%, Amadeus, que repunta un 1,4%, y Criteria, que salva un 0,5% en positivo.

Análisis técnico

Desde el punto de vista del análisis técnico, Carlos Jaureguizar, de Noesis, apunta a que el Ibex "perdió su impulso alcista hace un par de semanas". "El índice podría ir a buscar una zona baja del rango, no necesariamente los mínimos de junio de 2010, en 8.560 puntos, pero a poco que vaya a buscar los soportes de enero de este año, en los 9.400 puntos, la caída será importante". Para Jaureguizar la clave está en el soporte de los 10.075 puntos, por debajo de cual la tendencia sería bajista. La señal de que podría atacar de nuevo la gran resistencia de los 11.000 puntos, la marcará que el Ibex sea supere los 10.590 puntos, dice.

Al otro lado del Atlántico, la ausencia de datos económicos relevantes, dejó campo libre al desanimo en la última sesión. En la semana, el Dow Jones se ha dejado un 0,66%, el Standard & Poor's, un 0,34%, y el Nasdaq, un 0,89%.

Otras claves del mercado

EuroEl regreso de las tensiones al mercado de deuda soberana europea está pasando factura también a la moneda comunitaria. El euro lleva encadenando caídas con ligeros ascensos en la línea bajista que tomara a comienzos de mes cuando marcara máximos en 1,48 dólares. El viernes cedió un 0,75% hasta los 1,4202 billetes verdes.PetróleoEl precio del crudo lleva un par de semanas disfrutando de cierta estabilidad, en el entorno de los 110 dólares el barril de Brent, tras su descenso desde los 126,5 dólares que marcó en abril. La última semana concluye apenas sin cambios, con el barril en los 112,4 dólares, frente a los 112,73 del pasado lunes.OroEl metal precioso por excelencia disfrutó el viernes de un nuevo ascenso, por su valor refugio ante las turbulencias del resto del mercado, con el que logró asegurar la cota de los 1.500 dólares por onza. En concreto, el oro cerró la última sesión en los 1.511 dólares, 22 por encima del precio con el que comenzó la semana.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_