Elecciones 2011. Locales y autonómicas

Gallardón se compromete a agotar la legislatura si gana la alcaldía de Madrid

Asegura que ya pactó con Rajoy que su destino era la política municipal

Ruiz-Gallardón se presenta para quedarse. Nada de aprovechar su tirón electoral para asegurar al PP cuatro años más en el Ayuntamiento de Madrid para en 2012 dar el salto a la política nacional. El alcalde y candidato a la reelección criticó ayer que el PSOE le acuse de pretender no concluir la legislatura si resulta elegido cuando, dijo, ninguno de sus contrincantes socialistas en los comicios -ni en las locales ni en las autonómicas- ha permanecido cuatro años en la oposición.

Alberto Ruiz-Gallardón, en el Foro Nueva Economía, salió ayer al paso de un eventual plan para dejar a Ana Botella la alcaldía después de las elecciones. Dijo que sería una "magnífica alcaldesa", pero también ministra o regidora de otra ciudad. Gallardón eludió dar titulares al afirmar que no solo Botella, sino cualquiera de la lista del PP sería un "magnífico alcalde de Madrid". El primer edil recordó que ya habló con Mariano Rajoy sobre su salto a la política nacional y el presidente del PP le pidió que se quedara en la alcaldía.

"Los grandes ayuntamientos sí tienen en su mano frenar la crisis y propiciar las condiciones para la creación de empleo, incluso ahora, que el Gobierno les ha dado la espalda", comentó Ruiz-Gallardón en un discurso cargado de ataques a la política económica de Zapatero. El alcalde defendió su legado: tres millones de turistas más que en 2003 y una diferencia de 7,4 puntos con la tasa de paro nacional.

Gallardón tiene previsto construir un nuevo intercambiador en Conde de Casal y reformar el de avenida de América.

Crecimiento

"A partir de ahora, nuestra previsión es que la economía de la ciudad crezca 1,2 puntos este año, 1,5 el próximo y cobre luego un ritmo más vigoroso, manteniendo una media de entre el 2% y el 2,3% en todo el periodo". En el programa electoral figura el compromiso de la creación de 150.000 empleos y 40.000 empresas. En este sentido, Gallardón anunció que para cumplir sus objetivos reclamará más competencias y el ayuntamiento se convertirá en agencia de colocación.

"Es una buena solución privatizar el Canal"

A Gallardón no le incomoda que la Comunidad de Madrid decida dar entrada en el accionariado del Canal de Isabel II a inversores privados. "Yo no defiendo a las empresas. Mi obligación es garantizar el servicio, me da igual que la empresa sea pública o privada", vino a decir el alcalde. "Es una buena solución", máxime cuando la Comunidad de Madrid va a seguir participando en las decisiones y en la estrategia desde dentro del capital.

Sobre la evolución de la deuda del ayuntamiento, que cerró 2010 en 6.453 millones de euros, dijo que se ha generado como consecuencia de las inversiones productivas de los últimos años -sobre todo el soterramiento de la M-30-. A su amortización se destina el 3% del gasto corriente del ayuntamiento.