"Las negociaciones deben resultar en dos Estados"

Obama defiende un Estado palestino en las fronteras de 1967

El presidente de EE UU, Barack Obama, aseguró hoy en su discurso sobre Oriente Medio que "las fronteras de Israel y Palestina deben basarse en las líneas de 1967" con "intercambios acordados mutuamente", en lo que representa un apoyo a las demandas de los palestinos sobre su futuro Estado.

Obama, en un momento de su discurso
Obama, en un momento de su discurso

En su discurso sobre los movimientos de agitación civil en la región, pronunciado en el Departamento de Estado, Obama aseguró que "EE UU cree que las negociaciones deben resultar en dos Estados, con fronteras permanentes palestinas con Israel, Jordania y Egipto, y fronteras permanentes israelíes con Palestina".

"Las fronteras de Israel y Palestina deben basarse en las líneas de 1967 con intercambios acordados mutuamente, de modo que se establezcan fronteras seguras y reconocidas para ambos Estados", subrayó el presidente estadounidense.

"El pueblo palestino debe tener el derecho al autogobierno, y a alcanzar su potencial, en un Estado soberano y contiguo", declaró el presidente estadounidense, quien aseguró que resolver el conflicto entre esos dos pueblos "es más urgente que nunca" en momentos en los que toda la región busca cambios políticos.

El presidente estadounidense advirtió a los palestinos contra los "esfuerzos por deslegitimar Israel", que "acabarán en fracaso", y se refirió de modo específico a la votación prevista para septiembre en la ONU para aprobar un Estado palestino.

"Los actos simbólicos para aislar Israel en la ONU en septiembre no crearán un Estado independiente", explicó Obama, quien también instó por su parte a Israel a "actuar con osadía para lograr una paz duradera".

"El sueño de un Estado judío y democrático no se puede lograr mediante una ocupación permanente", subrayó el presidente estadounidense, que indicó que las negociaciones entre israelíes y palestinos deben comenzar con las cuestiones de territorio y seguridad.

En su discurso, Obama también abordó en general las exigencias de cambio que se multiplican en los países árabes desde el pasado enero y aseguró que para Estados Unidos será "una prioridad" promover "un cambio que haga progresar la autodeterminación y las oportunidades" en Oriente Medio y el Norte de Africa.

Los acontecimientos de los últimos seis meses demuestran que las estrategias de represión ya no funcionan" y el cambio "no se puede denegar", indicó el presidente estadounidense en un discurso en el que expuso la política de su país hacia la región a la luz de los procesos de agitación y la muerte del líder de la red terrorista Al Qaeda, Osama bin Laden.

En su discurso, Obama hizo referencia a la violenta represión en en Siria, donde instó al presidente Bachar al Asad a "liderar el cambio" o abandonar el poder.

Obama instó también a un "auténtico" diálogo político en Bahrein e insistió en que el presidente yemení, Alí Abdulá Saleh, debe hacer realidad su compromiso de transferir el poder.

Netanyahu asegura que las fronteras del 67 "no son defendibles"

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo hoy que las fronteras de 1967 "no son defendibles" y pidió al presidente estadounidense, Barack Obama -que las propuso como base para la paz- que refrende un compromiso de no exigir la retirada a las mismas.

"Netanyahu espera oír de Obama que refrenda los compromisos americanos a Israel de 2004 que recibieron el apoyo de las dos cámaras. Estos compromisos tienen que ver entre otros con que a Israel no se le exigirá retirarse a las fronteras de 1967 y que los grandes centros de población en Judea y Samaria (Cisjordania) quedarán fuera de esas fronteras", señaló en un comunicado.

Efe