Algunos subsidios son incompatibles con las reglas de comercio

La OMC revoca algunas conclusiones de su fallo contra las ayudas de la UE a Airbus

La Organización Mundial del Comercio (OMC) confirmó hoy que algunos subsidios entregados por la Unión Europea al consorcio aeronáutico Airbus son incompatibles con las reglas de comercio, pero revocó su decisión de que la financiación por algunos países miembros de la UE al avión A380 es un subsidio prohibido.

El fallo publicado hoy por el órgano de apelaciones de la OMC confirma la sentencia emitida hace un año según la cual algunos subsidios otorgados por la UE y por varios de sus países miembros a Airbus causaron un grave perjuicio a Estados Unidos, por lo que son incompatibles con las reglas de comercio.

Pero el órgano de apelaciones dice que rechaza que la financiación proporcionada por Alemania, España y Reino Unido para desarrollar el A380 fuera una subvención anticipada a la exportación y por ende un subsidio prohibido.

Por ello, la OMC revoca la recomendación de que la UE debía retirar esos subsidios prohibidos en el plazo de 90 días, de acuerdo con el fallo de hoy.

La decisión responde a la apelación que presentó la UE en contra de la sentencia que hace un año condenó a Bruselas por otorgar ayudas ilegales al fabricante aeronáutico Airbus.

En junio de 2010, la OMC estableció que las ayudas dadas para el modelo A380 de Airbus por Alemania, España y Reino Unido, "son subvenciones supeditadas de facto a los resultados de exportación previstos, y por lo tanto subvenciones a la exportación prohibidas" por las reglas de comercio.

La Comisión Europea (CE) se mostró hoy satisfecha por la decisión de la OMC de avalar esa ayudas.

"Estoy particularmente satisfecho con este importante resultado", manifestó en un comunicado el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, quien aseguró que la demanda central de EEUU "ha sido desestimada en su totalidad".

De Gucht señala que contiene varias "conclusiones clave", como que la inversión de lanzamiento reembolsable concedida por Alemania, España, Francia y Reino Unido para el Airbus A380 no es un subsidio a la exportación prohibido, o que los programas de investigación y desarrollo a nivel europeo, nacional o regional son "completamente compatibles" con las normas de la OMC.

Bruselas reconoció que permanecen en el informe algunos subsidios "recurribles", pero dijo que su impacto en el mercado de la aviación civil ha sido "muy limitado", lejos de los presuntos 15.000 o 20.000 millones de dólares que alega EEUU.

En su reacción al fallo, el consorcio Airbus destacó que tanto él como los cuatro países que participan en la compañía, Francia, Alemania, España y Reino Unido, "podrán seguir utilizando este tipo de cooperación para el desarrollo de sus programas futuros".

Por su parte, el representante de EEUU ante la OMC, Ron Kirk, también se felicitó de la decisión del órgano de apelaciones, como ocurre cada vez que se emiten fallos en este largo conflicto, cuando ambas partes cantan victoria.

"El órgano de apelaciones de la OMC ha confirmado sin ninguna duda que Airbus ha recibido subsidios de forma masiva durante más de 40 años y que esos subsidios han causado graves daños a EEUU, incluido el hecho de que Boeing ha perdido ventas y parte de mercado en mercados claves en todo el mundo", señaló Kirk en un comunicado.

"Esta sentencia histórica beneficiará significativamente a la industria aeronáutica de EEUU", agregó.

Kirk destacó que la decisión confirma que "ninguna de las ayudas al lanzamiento proporcionadas a Airbus es consistente con las obligaciones de la UE en la OMC".

Boeing también se felicitó de la decisión de hoy que, según dijo, "confirma que Airbus recibió 18.000 millones de dólares en ayudas ilegales al lanzamiento y otros subsidios de gobiernos europeos".

"Esto es claro y definitivo para un comercio justo, y ampliará el campo de juego de la industria aeroespacial de EEUU", señaló el presidente de Boeing, Jim McNerney.

La decisión de hoy cierra definitivamente el caso de la denuncias de EEUU contra Bruselas por las ayudas a Airbus, que se prolonga ya desde 2004.

Paralelamente, la UE presentó otra denuncia contra Washington por las supuestas ayudas ilegales entregadas a Boeing, que también se encuentra actualmente en el órgano de apelaciones.

En la sentencia publicada el pasado mes de marzo, la OMC determinó que una parte de las subvenciones entregadas a Boeing son ilegales y deben devolverse.

Tanto la UE como EEUU recurrieron diversos aspectos de la sentencia.