Comenzaron a prestar declaración ante un juzgado

Los controladores niegan que hubiera boicot en diciembre

Los tres primeros controladores, de los más de 70 que los pasados 3 y 4 de diciembre abandonaron de forma masiva su puesto de trabajo en Palma de Mallorca, comenzaron a prestar declaración ante un juzgado de la isla. Los imputados dijeron que no hubo boicot y explicaron que su estado anímico les impidió hacer su trabajo.

La causa está abierta, como en otros puntos del país, para dirimir si los controladores incurrieron en un presunto delito de sedición, previsto y penado en el artículo 20 de la Ley Penal y Procesal de Navegación Aérea.