El 28 de mayo

Policías españoles y portugueses convocan movilizaciones conjuntas

Policías lusos y españoles han anunciado hoy la convocatoria de movilizaciones conjuntas en defensa de los cuerpos de seguridad de los dos países ante sus respectivos gobiernos, que se celebrarán el próximo día 28 de mayo a ambos lados de la frontera.

La policía lusa representará en la concentración en territorio español a sus colegas de España, mientras que los españoles se manifestarán en Portugal, con el objetivo es conseguir "mas libertad y democracia" en los cuerpos de seguridad de los dos países.

"Una sociedad moderna, justa, democrática y tolerante no puede tener amordazados a los policías nacionales y a los guardias civiles", ha afirmado el policía portugués Armando Ferreira, durante una rueda de prensa celebrada hoy en Santiago en la que denunció "la represión y el maltrato" que sufren sus colegas españoles.

Ferreira, miembro de la Asociación Profesional da Guarda lusa, compareció acompañado por miembros del Sindicato Unificado de Policía, del Sindicato Nacional de la Policía, de la Unión Federal de Policía y de la Unión de Guardias Civiles, para denunciar la situación en la que se encuentran, con 140 expedientes abiertos a funcionarios de las policías en España en año y medio.

Los sindicatos policiales españoles utilizaron como portavoz a su colega portugués para evitar nuevos expedientes a los funcionarios, y uno de los agentes acudió a la rueda de prensa con pasamontañas para que no se le reconociera, dado que es uno de los expedientados.

El intercambio entre las policías ha llevado a celebrar el próximo día 28 de mayo una concentración de funcionarios lusos en apoyo de los españoles en Pueblo Nuevo, en Vilar Formoso (Salamanca), mientas que los funcionarios de los cuerpos de policía españoles se situarán en el otro lado de la frontera (en Portugal), para denunciar el trato que reciben por parte de su gobierno los agentes lusos.

Antes de esta concentración, los agentes de la Policía española acudirán a Lisboa el próximo viernes para participar en otra rueda de prensa similar a la que convocaron hoy en Compostela, en este caso para denunciar el trato que reciben los policías lusos de su gobierno.

Armando Ferreira denunció que ni siquiera los representantes sindicales españoles tienen el derecho a la libertad de expresión. "Algunos países, que presumen de progresismo y libertad, privan a sus policías de los derechos mas elementales, y además son víctimas de la más brutal represión quienes pretendan avanzar en la consecución de los legítimos derechos que deben ampararles", señaló.

Consideró, además, que los distintos gobiernos españoles no han sido "justos" con los ciudadanos encargados de velar por la seguridad de todos, y dijo que la ciudadanía puede estar actuando de forma "cómplice" al no impedir ese trato.