Telecinco y los bancos, los más castigados

Los inversores se ceban con los grandes valores

Las expectativas económicas no acompañan a una renta variable que tras rebasar los 11.100 puntos a mediados de febrero no ha conseguido subirse de nuevo a la tendencia alcista. Una situación que ha castigado con más fuerza a Telecinco y los bancos.

Telecinco
Telecinco

El recrudecimiento de las tensiones en el mercado de deuda durante los dos últimos meses está haciéndose notar en el Ibex. Así, tras tocar máximos del año el pasado 17 de febrero, cuando se alcanzaron los 11.113 puntos, el parqué madrileño no ha conseguido subirse a una nueva tendencia alcista. Desde entonces, es normal que los operadores encadenen fuertes caídas con repuntes más modestos. Un comportamiento dispar que tras el cierre de ayer se salda con un descenso global del 6,7% que ha sido más acusado para los grandes valores, especialmente Telecinco y sector bancario. Aunque el comportamiento negativo de ambos se debe a razones muy diferentes.

El selectivo español es el parqué europeo en el que las entidades financieras tienen un mayor peso. Cualquier noticia relativa a la reforma de las cajas, necesidades de capital o dificultad para conseguir financiación provoca un fuerte castigo en la cotización de los bancos, y por ende en el total del índice. Esta situación ha hecho que desde máximos del año, entre los seis valores más vapuleados por los inversores se encuentren cuatro bancos. Así, los títulos del BBVA acumulan una caída del 14,7%, seguido inmediatamente después por Banco Popular, que cede un 14,6%, y Santander, que se devalúa un 14%. Un poco por detrás se sitúa el Sabadell con un descenso acumulado del 11,5%. Todos ellos afectados fuertemente por el miedo al contagio que los inversores reflejan en sus ventas cada vez que los países periféricos salen a la palestra. El día que Portugal reconoció que necesitaba acogerse al plan de rescate, cuando se habla de una reestructuración de la deuda griega o cada vez que Irlanda deja caer que necesitará una revisión en las condiciones de sus ayudas, los bancos nacionales sufren; y últimamente estas jornadas suelen ser numerosas.

Sin embargo, y a pesar del protagonismo del sector financiero, el valor más castigado, y con diferencia, es Telecinco. La cadena de televisión ha perdido en apenas 12 semanas un 30% de su valor. Esta situación, según señalan los analistas, se debe principalmente a los decepcionantes obtenidos durante el primer trimestre de 2011. La débil recuperación del sector publicitario, el proceso de fusión con Cuatro y los malos datos de audiencia cosechados en los últimos meses parecen haber hecho mella en unos inversores que no consiguen recuperar la confianza en un valor que hasta hace poco se caracterizaba por su gran solidez.

IBEX 35 8.723,20 -2,92%

El resto de grandes compañías del Ibex tampoco se han librado del castigo del mercado. Por ejemplo, la metalúrgica Arcelor Mittal ha perdido un 13,8% colocándose como la cuarta más castigada, Telefónica se ha dejado un 8,7% a pesar de sus buenos resultados y Repsol ha caído un 7,6%. Cuando vienen mal dadas, como está pasando últimamente con la renta variable española, los grandes suelen ser los más castigados, y esta ocasión no está siendo una excepción.

A pesar de estas malas noticias, también se han dado rebotes importantes. Grifols ha conseguido encabezar los repuntes con un 15,6% por la compra de Talecris que le ha permitido convertirse en el tercer grupo mundial de hemoderivados. Importante también ha sido la subida de la que ha disfrutado Inditex. El grupo textil se ha revalorizado en Bolsa un 12,6% tras la caída del precio del algodón que se relaja después de tocar máximos históricos a principios de año. Este punto sumado a un proceso ordenado de sucesión en la presidencia del grupo, a unos resultados récord y a un dividendo histórico ha hecho de motor de un valor que los analistas consideran que todavía tiene recorrido.

Un comentario a parte merece el sector energético. La crisis nuclear que explotó en Japón el pasado mes de marzo ha premiado a todas las compañías dedicadas a la producción de energías limpias, es decir no nuclear. Por tanto, empresas como Acciona (+11,2%), Gamesa (11%), Iberdrola Renovables (10,3%), Red Eléctrica (+9%) o Endesa (+8,5) han conseguido salvar una época de caídas que tanto han sufrido otros sectores.