La editora de las Páginas Amarillas sigue con su plan de choque

Los ingresos de Yell caen un 12,4%

La dueña de las Páginas Amarillas españolas todavía no ha cosechado resultados de su plan de choque. Los ingresos y el Ebitda de Yell caen con fuerza al cierre de su año fiscal.

Los problemas de la empresa británica Yell siguen encima de la mesa. La dueña de las Páginas Amarillas españolas, la que compró TPI a Telefónica, ha puesto en marcha un plan de choque para recuperar sus cifras financieras y adaptarse al nuevo entorno, pero los resultados todavía están por llegar.

Así, al cierre de su año fiscal de 2011 (que concluye para ella el 31 de marzo), los ingresos de la compañía caen un 12,4%, hasta 2.150 millones de euros. En España, el retroceso es mayor, del 17,3%. Peor le va al Ebitda, que empeora un 17% (bajada del 10% para la filial española). Sin embargo, al menos Yell ha logrado compensar este descenso con menores amortizaciones, de forma que el beneficio neto se queda prácticamente estable.