Madrid optaba a ella

París organizará la Ryder Cup de 2018

Muchos pedían a Madrid como homenaje a Seve Ballesteros. Finalmente, el circuito europeo de golf se ha decantado por la capital francesa para que acoja una de las competiciones deportivas más importantes del mundo.

Severiano Ballesteros, en 1999.
Severiano Ballesteros, en 1999.

La candidatura francesa, la favorita para los analistas, ha sido la elegida para celebrar la Ryder Cup del año 2018, en Le Golf National en Saint-Quentin de Yvelines, en las afueras de París. El campo ya está construido, lo que ha sido un punto a favor de su candidatura.

En los últimos días, muchas voces reclamaban la elección de la candidatura madrileña como homenaje a la figura del fallecido golfista cántabro Severiano Ballesteros, que fue capital para revitalizar el papel del deporte en Europa y en particular de esta competición. Finalmente, el fallecimiento del cinco veces ganador de torneos majors no ha pesado en la decisión.

Cuatro eran los candidatos que optaban a la organización, aparte de España. Alemania, Francia, Portugal y Holanda. Cada uno de ellos ha tenido que invertir tres millones de libras esterlinas (3,4 millones de euros) para cumplir las exigencias de la organización.

España no solo contaba con un argumento sentimental como es la figura de Ballesteros. Es, además, el país de los contendientes con mayor tradición en el deporte: organiza más eventos que sus contrincantes y aporta más jugadores a la Ryder que cualquier otro pujante. En su contra jugaba que es el único país europeo que ha organizado previamente una Ryder fuera de suelo británico (la mítica edición de Valderrama en 1997, que ganó Europa bajo la capitanía del propio Ballesteros). El torneo se hubiera celebrado en un campo que aun está por terminar en Madrid, y que llevará el nombre del mítico deportista.