Para cumplir con los requisitos de défitic

Caldera descarta ajustes adicionales del Gobierno pero deja abierta posibilidad en las CC AA

El exministro de Trabajo y vicepresidente de la Fundación Ideas, Jesús Caldera, ha afirmado que tras las próximas elecciones del 22 de mayo "no pasará nada" en cuanto a "ajustes adicionales" por parte del Gobierno de España aunque afirmó que "otra cosa es lo que vayan a hacer las comunidades autónomas" para cumplir con los compromisos de déficit.

Caldera ha señalado en una rueda de prensa celebrada en Santa Cruz de Tenerife que "no hay ningún dato" que indique que el Gobierno vaya a realizar nuevos ajustes y señaló que se continuará con su programa de "reformas". "Todo el año se seguirá igual", dijo para recordar que el objetivo es salir de la zona de turbulencia.

Recordó el exministro que las administraciones con más gasto son las comunidades autónomas y subrayó que las gobernadas por ejecutivos conservadores tienen más deuda, pero menor gasto social. Se preguntó si es que "malgastan o distribuyen mal la carga fiscal". Asimismo expuso que tras las elecciones autonómicas las regiones gobernadas por el PSOE no harán ajustes y planteó que serán "los del otro lado" los que lleven a cabo los ajustes. "El Gobierno no lo va a hacer", zanjó.

En este punto, Caldera defendió que los países con menores desigualdades tienen mejores indicadores económicos. Afirmó que un canario "viven más tiempo que los ricos de Estados Unidos", dado que en España hay un mejor "reparto de los recursos". También señaló que durante los gobiernos socialistas se han reducido las diferencias salariales o se ha iniciado la ley de Dependencia.

Aquí Caldera lamentó los datos en Dependencia de Canarias. Recordó que está por debajo en aplicación que otras comunidades de igual renta como Andalucía o Extremadura. Dijo que en estas otras dos regiones se invierte más que en el archipiélago.

"Las políticas sociales no son estorbos, sino que animan a la creación de empleo", concluyó el exministro para afirmar que se "indigna" cada vez que oye al PP afirmar que el Gobierno recorta derechos. "No es tolerable", continuó para resaltar que cuando gobernaban los populares a principios de 2004 había un millón de personas sin ningún tipo de ayudas y actualmente a pesar de que hay más personas en situación de desempleo hay "menos gente desprotegida".

Caldera señaló que ahora hay "menos hogares" sin ingresos e insistió en que no se puede hablar de recortes. Añadió que se han destinado 70.000 millones de euros a protección social desde 2004 hasta 2011. El socialista además defendió su argumentación señalando que un dato positivo es que se ha reducido la delincuencia.

Efecto llamada

En su intervención, Caldera también defendió el papel de la inmigración. Expuso que ha dado estabilidad y criticó que la derecha ahora "no hable del efecto llamada de Berluconi" con lo que está sucediendo en Italia. Afirmó que España en su día llevó a cabo políticas sensibles que ahora han inspirado "en parte" al presidente de EE UU Barack Obama.

Señaló que la inmigración ha conllevado beneficios "sociales" -recordó que una cuarta parte de los niños que nacen tiene un progenitor que ha nacido en otro país-; y "económicos". Sobre estos últimos dijo que aportan más de lo que reciben a la economía española y cifró su aportación en 3.000 millones de euros. Asimismo Caldera aseguró que los inmigrantes "no disputan" empleos a los trabajadores nacionales, sino que ocupan espacios complementarios.