El gigante alemán planea anunciar la 'tienda' esta semana

SAP ultima su propio 'iTunes' de aplicaciones empresariales

La compañía alemana de software SAP ultima el lanzamiento de una plataforma, similar al iTunes de Apple, pero de aplicaciones empresariales para dispositivos móviles. La empresa, que mantiene su objetivo de facturar 20.000 millones para 2015, planea anunciarla esta semana.

SAP ultima su propio 'iTunes' de aplicaciones empresariales
SAP ultima su propio 'iTunes' de aplicaciones empresariales

SAP cerró 2010 con una cartera de 170.000 clientes y una facturación de 12.536 millones de euros, pero se ha marcado un objetivo: facturar 20.000 millones en 2015 y alcanzar para ese año la cifra de 1.000 millones de usuarios. Algo que pasa obligatoriamente por impulsar dos negocios que la compañía considera estratégicos, el de las aplicaciones móviles y el del cloud computing.

El gigante alemán planea lanzar de forma inminente "una plataforma, similar a iTunes, donde nuestros partners podrán desarrollar aplicaciones móviles y los clientes descargárselas", cuenta en una entrevista a CincoDías Franck Cohen, presidente de SAP para Europa, Oriente Medio y África. El directivo, que no precisó si aprovecharán el evento Sapphire Now que la compañía celebra desde hoy y hasta el miércoles en Orlando (EE UU), sí dice que será esta semana.

Cohen añade que van a desarrollar potentes aplicaciones móviles "porque queremos ser líderes en este negocio". Y pone un ejemplo práctico de por dónde van los trabajos. El próximo 2 de junio, dos supermercados de la cadena francesa Casino (factura 20.000 millones) pondrán en marcha una iniciativa "que posiblemente va a cambiar el modelo del negocio de la distribución para siempre", apunta. Esta cadena va a personalizar sus promociones persona a persona a través de dispositivos móviles. "La estrategia es mezclar datos de negocio con la tecnología móvil", continúa Cohen, quien advierte que la fórmula evitará que los retailers pierdan mucho dinero en un momento como el actual, en el que la crisis ha llevado a los distribuidores a apostar por hacer grandes promociones.

Cohen defiende que, aunque hay quien sigue viendo a SAP solo como el gigante de los ERP y que eso puede pesar en su imagen, su compañía "está siendo muy innovadora" y está en la nueva ola de las TI que están cambiando la forma en que las empresas hacen los negocios. Así, dice, han apostado por las aplicaciones analíticas, que permiten analizar cantidades masivas de datos, tanto corporativas como de redes sociales y desde cualquier dispositivo, y contribuir a que el negocio en tiempo real sea una realidad.

"También hemos apostado, aunque quizás no lo hemos comunicado con suficiente énfasis, por el cloud computing, porque impacta de forma muy importante en el coste de propiedad de la tecnología, y ya tenemos muchas soluciones (analíticas, de colaboración, CRM y ERP) que son puramente on demand".

Aun así, dice que en SAP creen que el futuro pasa por un modelo híbrido, donde las empresas tendrán aplicaciones instaladas en sus equipos, soluciones en la nube y en dispositivos móviles. "De ahí que nuestra apuesta sea orquestar y dar soporte a los tres elementos, porque al final lo más importante es la coherencia y consistencia de los datos".

El directivo reconoce que los fallos de seguridad sufridos por algunas empresas como Sony o Amazon pueden perjudicar a toda la industria cloud, pero asegura que SAP va a seguir trabajando en esa dirección porque es el futuro. "En los procesos de innovación hay riesgos y hay que ser conscientes de ello, por eso en SAP estamos trabajando para asegurar la compatibilidad de los diferentes entornos y garantizar la integridad y seguridad de la información".

Con todo, Cohen cree que las compañías de TI tienen una responsabilidad. "Quizás habría que plantear cierta regulación a estas empresas para que realmente, mientras innovan, verifiquen todos los riesgos y actúen en consecuencia para minimizarlos".

El ejecutivo explica que SAP está colaborando con la Comisión Europea para buscar soluciones a los problemas de protección de datos y privacidad en el cloud. "Estamos absolutamente comprometidos, porque creemos que Europa puede aprovechar la oportunidad de construir una nube con estándares de seguridad más potentes que en otras regiones y ser líder en esta tecnología".

Apuesta por los mercados emergentes y la pyme

SAP prevé crecer este año entre un 10% y un 14%, sobre todo por el tirón de los países emergentes (solo en Latinoamérica esperan crecer más de un 20%). Cohen explica que en esos países se están dando, y tienen, muchos proyectos de transformación completa del negocio y cambios masivos de infraestructuras en el sector público, petroquímico, utilities y telecos. Respecto a Europa, dice que la situación es muy dispar, ya que hay mercados que se están desarrollando muy rápidamente, y otros, como Grecia o Portugal, atraviesan una recesión muy profunda. "Acabo de visitar ambos países y creo que SAP tiene una responsabilidad en ayudarles. No es un soporte gratuito, pero queremos construir allí casos de negocio que les permitan identificar mejoras en el sector público y privado que les ayude a salir de esta situación".

Respecto a si SAP se ha visto afectada por las revueltas en Oriente Medio y norte de África, Cohen apunta que hay mercados congelados como Libia y otros muy dinámicos como los Emiratos Árabes o Catar. "En estos, estamos creciendo mucho, porque están modernizando sus sistemas, así que hemos duplicado nuestra organización en Oriente Medio en el último año".

Otro motor para SAP serán las pymes. Ya suponen el 30% de su facturación en Europa "y el objetivo para 2015 es que el 40% de nuestros ingresos provenga de la venta a través de socios en este ámbito, para el que ya tenemos tres productos específicos como Business One, ByDesing y Only-One".