Nueva línea de negocio

CAF se diversifica para entrar en el negocio de las energías verdes

CAF, fabricante de material ferroviario, quiere apostar por la sostenibilidad. La compañía vasca, a través de Ennera, amplía su política de diversificación para entrar en el negocio de las energías verdes.

Encontrar un hueco en el mercado de las energías verdes y aprovechar las oportunidades que ofrece es uno de los principales retos que se ha marcado Ennera, filial al 78% de CAF. El fabricante vasco de material ferroviario ha puesto en marcha esta sociedad para operar en los negocios de energías renovables (solar fotovoltaica y minieólica) y movilidad sostenible (alquiler de vehículos eléctricos).

Para abordar esta nueva línea de negocio, CAF pretende aprovechar los conocimientos implantados para ofrecer medios de transporte más eficientes y respetuosos con el entorno, que le han permitido en los últimos años aumentar considerablemente su cartera de pedidos. Ennera, constituida con un capital de 1,2 millones de euros, ya ha dado sus primeros pasos. En la actualidad está gestionando una central hidroeléctrica en Zaldibia (Guipúzcoa) que ha recuperado para generar electricidad tras realizar importantes inversiones. Ennera también dispone de varios parques solares fotovoltaicos y espera aumentar su número en los próximos años. En esta línea, ha invertido más de dos millones de euros para cubrir de paneles las instalaciones de su fábrica en Beasain, con el objetivo de abastecer sus necesidades energéticas.

Tecnología eficiente

CAF 42,15 -1,86%

Andrés Arizkorreta, consejero delegado de CAF, asegura que el desafío de la energía "está en una encrucijada" y que empresas como Ennera están desarrollando "tecnología más eficiente que lleva asociada precios de generación competitivos". Añade que esta firma es ya "capaz de ofrecer los primeros sistemas de generación de energía renovable competitiva en el mercado".

Ennera quiere, igualmente, potenciar la I+D para ofrecer pequeños aerogeneradores para su instalación en viviendas. Sus gestores consideran que esta actividad tiene una creciente demanda.

Otra de las líneas de actuación es el de la movilidad sostenible. La firma vasca ya está participando en la sociedad de alquiler de vehículos eléctricos, denominada Sarecar, en Ataun (Guipúzcoa), y que supone una experiencia pionera en Euskadi y en Europa. Esta compañía, que inició su andadura el pasado mes de enero, cuenta con la colaboración de la Diputación de Guipúzcoa y el Gobierno vasco.

La cifra

4.433 millones es la cartera de pedidos de material ferroviario que tenía CAF hasta el mes de marzo.