De 5.000 millones de euros

Telefónica extiende su préstamo sindicado para comprar Brasilcel hasta 2016

Así, del total de los 5.000 millones de euros, que inicialmente vencían en julio de 2013, 2.000 millones de euros se extienden un año, hasta julio de 2014, y otros 2.000 millones de euros a tres años, hasta julio de 2016.

Telefónica cerró en julio de 2010 la sindicación de un contrato de crédito préstamo por importe de 8.000 millones de euros. En concreto, dicho crédito constaba de dos tramos. El primer tramo, por importe de 5.000 millones de euros y un plazo de tres años, iba dirigido a la financiación de la adquisición de la participación de PT en Brasilcel -holding participado por la brasileña y Telefónica, que posee un 60% de Vivo-.

Por su parte, el segundo tramo, por importe de 3.000 millones de euros y un plazo de cinco años, se destinaba a refinanciar deuda existente de la compañía presidida por César Alierta, según informó la compañía en ese momento.

Telefónica alcanzó en 2010 un acuerdo con Portugal Telecom para adquirir el 30% de Vivo en manos del grupo luso por un importe de 7.500 millones de euros.

En pasado mes de marzo, los consejos de administración de las dos filiales de Telefónica en Brasil aprobaron los términos y condiciones para una incorporación de acciones y la ecuación de canje, por la que los antiguos accionistas de Vivo recibirán 1,55 nuevas acciones de Telesp por cada acción de Vivo. Tras la fusión de sus dos filiales en Brasil, Telefónica se quedará con un 73,8% del capital social de Telecomunicaçoes de Sao Paulo (Telesp) tras acordarse la ecuación de canje mediante la cual la totalidad de las acciones de Vivo pasarán a ser propiedad de Telesp.

La compañía comunicó en sus resultados que, tras la ejecución el pasado mes de marzo de las acciones con derecho a voto en poder de los accionistas minoritaros de Vivo, Telefónica ha adquirido un 2,9% adicional en la filial brasileña, alcanzando un porcentaje total del 62,3% en el primer trimestre del año.