El 'número 2' se hace cargo temporalmente de la institución

La detención de Strauss-Kahn abre una crisis en la cúpula del FMI

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, ha sido detenido en el aeropuerto de Nueva York por la policía de Estados Unidos por los cargos de agresión sexual, intento de violación y retención ilegal a una camarera.

El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, en una conferencia en Berlín
El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, en una conferencia en Berlín

El político ha sido arrestado cuando ya se encontraba sentado en el avión de Air France a punto de despegar con destino a París y ha sido obligado por la policía a salir de él y responder a una denuncia presentada contra su persona. Su abogado ha asegurado que se declarará inocente de todos los cargos que se han presentado contra él.

El máximo dirigente del FMI ha sido acusado por una camarera del hotel Sofitel, situado en la calle 44 del Oeste de Manhattan, de haberla sometido a diversas agresiones sexuales graves en la habitación en la que Strauss-Kahn estaba alojado.

El FMI ha emitido un escueto comunicado en el que no ha querido comentar la detención de Strauss-Kahn pero sí dejar claro que el organismo financiero está "plenamente operativo". "El director gerente del FMI Strauss-Kahn ha sido detenido en la ciudad de Nueva York", ha indicado en el comunicado la directora de Relaciones Exteriores del fondo, Caroline Atkinson. "Strauss-Kahn ha recibido consejo legal y el FMI no tiene ningún comentario del caso" por lo que "todas las preguntas serán remitidas a su abogado personal y a las autoridades locales", ha precisado Atkinson.

Uno de los abogados en Francia de Dominique Strauss-Kahn, Leon Lef Foster, ha asegurado que "debemos ser especialmente cuidadosos en no entrar en un circo mediático y debemos esperar hasta que las cosas se aclaren", ha insistido, subrayando la importancia de mantener la calma.

Según ha explicado el portavoz del FMI, Bill Murray, "de acuerdo con los procedimientos normales en el Fondo", el número dos de la institución, John Lipsky, ejerce las funciones de director gerente cuando el titular no se encuentra en Washington. El consejo directivo del FMI, agregó Murray, tiene previsto celebrar en las próximas horas una sesión informal para recibir información sobre los acontecimientos.

Por el momento, indicó el portavoz, el "número tres" del FMI, Nemat Shafik, reemplazará mañana a Strauss-Kahn en la reunión de ministros de Finanzas de la zona del euro en Bruselas.

Crisis en la cúpula del FMI

La detención de Strauss-Kahn podría desencadenar una importante reestructuración del Fondo, uno de los viejos temas pendientes en la institución multilateral. El funcionario francés, si bien no había anunciado aún su intención de presentarse a las elecciones presidenciales francesas de 2012 ya se daba por descontado, por lo que se esperaba que este verano renunciara a su puesto de alto funcionario internacional.

Pero además, el número dos del FMI, el estadounidense John Lispky, anunció hace algunas semanas que abandonará la institución cuando concluya su mandato, en agosto.

Según la legislación gala, el mandatario del FMI tiene de plazo hasta el 13 de junio para declarar sus aspiraciones políticas. Hasta ahora, las encuestas le dan una cómoda ventaja frente al actual presidente, el conservador Nicolas Sarkozy.

Catedrático de Economía de profesión, comenzó su carrera política en el Parlamento francés y fue ministro de Economía durante el Gobierno del primer ministro Lionel Jospin hasta 1999.

Al frente del FMI ha ganado numerosos elogios por su liderazgo en la crisis económica mundial y la participación de esta entidad en los paquetes de rescate en la crisis financiera de Europa.

En la actualidad, está casado en terceras nupcias con la ex periodista de la televisión francesa Anne Sinclair y padre de cuatro hijos, se había visto envuelto en escándalos de naturaleza sexual con anterioridad. En 2008 se le acusó de haber mantenido una relación amorosa con una de sus subordinadas del FMI, Piroska Nagy. El Fondo Monetario contrató a un bufete de abogados para investigar las denuncias y Nagy cambió su trabajo al Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, con sede en Londres.

Strauss-Kahn pidió disculpas al personal de la entidad financiera internacional a través de un correo electrónico en el que admitió un "error grave de juicio", pero declaró creer "firmemente" que no había abusado de su posición. Entonces, el comité directivo del FMI decidió que la relación se había producido por mutuo acuerdo, aunque calificó las acciones de su director gerente como "lamentables" y que reflejaban un "grave error de juicio".

Strauss-Kahn tenía previsto reunirse hoy en Berlín con la canciller alemana, Angela Merkel, para tratar sobre la crisis financiera y el rescate internacional a Grecia, un asunto que debía abordar también en Bruselas la semana entrante.

El Fondo Monetario Internacional es responsable de un tercio del paquete de rescate financiero para Grecia.

Sorpresa entre la clase política gala

La clase política gala ha recibido con sorpresa la inculpación por delitos sexuales del presidente y director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, hecho del que sin querer cuestionar la presunción de inocencia ha sido calificado de "preocupante".

La reacción más firme de todas las recibidas esta mañana ha sido la de la líder del partido ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, que afirmó que "ha quedado definitivamente desacreditado como candidato a la más alta función del Estado".

"Los hechos que se le reprochan, de ser ciertos, son de una gravedad extrema", añadió Le Pen, según la cual "por todo París, el París periodístico, el París político, circulan desde hace meses rumores sobre las relaciones ligeramente patológicas que Strauss-Kahn parece mantener con las mujeres".

Más comedida en su reacción ha sido la candidata a las primarias socialistas Segolène Royal, quien ante los micrófonos de la emisora Europe 1 instó a respetar la presunción de inocencia y aunque dijo que la noticia "ha sido un choque todo está todavía por verificar".

"Sería indecente hacer de esto una telenovela. No es momento de comentar las consecuencias de este asunto sobre la política interior", sostuvo Royal, que llamó a no ensañarse con un hombre que no ha tenido la ocasión de defenderse".

Para otros como Lionnel Luca, diputado de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), en cambio, "real o falso, este nuevo asunto privado sobre el director del FMI le saca de la carrera antes de las primarias socialistas y sobre todo desacredita a Francia a nivel internacional".