Mercado del automóvil

Concesionarios y marcas de vehículos pactan el arbitraje voluntario

El código de buenas prácticas en la distribución de los automóviles está cerca del acuerdo, según anunció el viernes el ministro de Industria, Miguel Sebastián, durante la apertura del Salón del Automóvil de Barcelona. Sebastián, que también anunció el envió al Consejo de Ministros de la próxima semana del anteproyecto de la ley del contrato de distribución, no precisó detalles del acuerdo.

No obstante, fuentes de la negociación aclararon a CincoDías que el pacto incluye la creación de un sistema de mediación para dirimir ante posibles conflictos entre concesionarios y marcas que se utilizaría en primer término. Solo en caso de no tener éxito, daría paso a una segunda instancia. Este segundo estadio permitiría optar bien por el arbitraje, bien por acudir directamente a los tribunales.

Fuentes de Faconauto, la patronal de los concesionarios, mostraron su extrañeza a este periódico por el anuncio del ministro al entender que el pacto no se había cerrado totalmente. Aunque reconocieron que se habían dado pasos importantes y no descartaban un acuerdo la próxima semana.

Respecto al contenido, confirmaron que se estaba negociando una "fórmula de arbitraje voluntario" para intermediar en futuros conflictos en la distribución de vehículos. Lo que implica que los concesionarios cederían en su principal pretensión de imponer un sistema de arbitraje obligatorio al que los implicados tendrían que acudir en primera instancia si se produjese algún conflicto entre concesionarios y marcas.

El jueves se mantuvo una reunión de los abogados de las cuatro patronales involucradas en la negociación, Anfac y Aniacam por las marcas y Ganvam y Faconauto por los distribuidores. Según los primeros, se cerró con un acuerdo, por lo que el siguiente paso se limitará a la rubricación de los representantes de las asociaciones. Lo que explicaría las declaraciones de Miguel Sebastián.