Accidente nuclear de Fukushima

Japón ayudará a Tepco para que indemnice a las víctimas de la radiación

El Gobierno de Japón aprobó el viernes un plan para ayudar a la Compañía Eléctrica de Tokio (Tepco) a pagar las indemnizaciones por el accidente nuclear en la central de Fukushima 1, de cuya gestión es responsable. El plan contempla la creación de un organismo público que se encargará, por un lado, de garantizar estos pagos y, por otro, de supervisar la reorganización de la empresa.

Esta estrategia supone una inyección de dinero público en la eléctrica con la que se pretende evitar su quiebra, después del azote que ha supuesto el accidente nuclear, no solo por las indemnizaciones -que podrían alcanzar decenas de miles de millones de dólares- sino también por las pérdidas de ganancias. A falta de confirmación de los detalles finales, la compañía recibirá cinco billones de yenes (43.539 millones de euros) procedentes de las arcas públicas, mediante un sistema de emisión de bonos gubernamentales con finalidades específicas.

Tepco debería devolver al Estado unos 200.000 millones de yenes (1.741 millones de euros) cada año, durante 13 años. El resto lo aportarían otras eléctricas que también podrán beneficiarse del paquete de ayuda, en caso de que sea necesario. A pesar de la presión de los inversores, el Gobierno ha aclarado que la única motivación de este plan es garantizar el pago de las indemnizaciones, y evitar que su coste se traslade a las tarifas de los consumidores.