El selectivo cede un 1,25% y la prima de riesgo se eleva a los 217 puntos básicos

Telefónica y la banca alejan al Ibex del pelotón de Europa

El selectivo Ibex 35 ha sido el peor de la clase y ha sufrido las mayores caídas en Europa, de un 1,25%, hasta situarse por debajo de los 10.400 puntos lastrado por las caídas de los grandes valores y el jarro de agua fría de la Comisión Europea tras anunciar que España no cumplirá con los objetivos de recorte de déficit.

Desilusión al cierre
Desilusión al cierre

La sesión de transición que se esperaba al comienzo de la jornada ha desembocado en una caída del 1,25% para el Ibex, que se ha comportado como el peor selectivo en Europa colocándose al final del pelotón. Los analistas de Self Bank aseguran que "los temores con respecto a la deuda pública y a Grecia parecen estar contenidos a la espera de que tenga lugar el lunes la reunión del Ecofin, donde se espera que se concrete el plan concreto para solucionar el problema griego", lo cierto es que la prima de riesgo española ha escalado posiciones nuevamente frente la alemana hasta los 217 puntos básicos.

Caídas menores pero recorte también en el resto de Europa, el Cac francés cedió un 0,10% y el Dax alemán un 0,55% después de que se conociera que la inflación en Estados Unidos subiera un 0,4% en abril moderando la escalada de precios de marzo, que se alzaron un 0,5%. En el parqué de Wall Street se mantiene la preocupación sobre la finalización de las medidas de liquidez que inyectó la Reserva Federal de EE UU en la economía y que finalizan en junio.

La Bolsa española está perdiendo el crédito que logró con su rally alcista de enero frente al resto de Bolsas europeas, cuando el selectivo se anotó una subida del 9,5% y puso tierra de por medio frente París y Fráncfort que experimentaron subidas mucho más modestas. En lo que llevamos de año, la revalorización del es del 5,5% y ya ha sido superada por la del Dax, 7,07%, y la del Cac, 5,63%.

IBEX 35 9.875,80 -0,56%

Gamesa fue el único valor del selectivo, junto con Inditex que al cierre se anotó un 0,47%, que escapó de las pérdidas al anotarse un 2,32% después de presentar el jueves un beneficio neto de 13 millones de euros en el primer trimestre, un 67% más que en el mismo periodo del año anterior, y anunciar que mantiene sus previsiones en 2011. Por su parte, Técnicas Reunidas cedió un 3,19%, seguido por OHL y IAG, que restaron un 2,56% y 2,37%, respectivamente. Recortes también para la banca, los títulos de BBVA y Santander restaron ambos un 1,93% después se anunciara que después de tres meses de recortes, la deuda de las entidades españolas con el BCE repuntó en el mes de abril y superó los 42.000 millones, lo que da una idea de que las dificultades por obtener liquidez en el mercado se han vuelto a endurecer para bancos y cajas.

También cedió Telefónica, un 0,77%. El beneficio de la 'teleco' cayó un 1,9%, hasta los 1.624 millones de euros gracias al peso de Latinoamérica en sus negocios.

A la espera de lo que sucede la semana que viene con la economía griega, el Ibex ha perdido un 2,39% en la semana lastrado por la revisión de las perspectivas de la Comisión Europea para España en las que se afirma que la economía española no podrá cumplir con los objetivos de reducción de déficit si no se toman medidas adicionales por parte del Ejecutivo. Con todo, Bruselas ha elevado su expectativa de crecimiento del PIB nacional una décima, hasta el 0,8%, para este año, todavía lejos del cuadro macroeconómico presentado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El resto de selectivos europeos también acabaron la semana con recortes, pero menores que el español, el Cac cedió un 0,97%, un 1,19% el Dax y un 0,86% el Ftse.

Al igual que en la jornada del viernes, Gamesa fue la compañía que lideró las ganancias semanales, un 3,93%, seguida de Endesa, con un 1%. FCC, por su parte, restó un 6,22% en las últimas cinco jornadas.

Tras unas jornadas de fuertes recortes en las materias primas, el barril de Brent se mantiene en 112 dólares, lejos del máximo de 117 dólares alcanzados durante la jornada del martes. Un descenso similar al del oro y la plata, que tras situarse en máximos se han moderado en la última jornada de la semana.