Obtiene unos 'números rojos' de 32,8 millones

La deuda concursal dispara las pérdidas de Martinsa

La inmobiliaria Martinsa-Fadesa perdió 32,8 millones de euros en el primer trimestre, una cifra más de diez veces superior a la registrada en el mismo período del año anterior, cuando las pérdidas fueron de 2,6 millones de euros, debido a la contabilización de los intereses de su deuda concursal.

Según la información remitida hoy por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), dichos intereses no se habían incluido en las cuentas de la inmobiliaria correspondientes al primer trimestre de 2010.

A su vez, la cifra de negocio de Martinsa fue de 20,9 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa una caída del 78% respecto a 2010, en tanto que su resultado bruto de explotación (Ebitda), se situó en 11,4 millones, el 1% menos.

Martinsa-Fadesa logró salir el pasado mes de marzo del concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) en el que se encontraba desde julio de 2008, el mayor de la historia de España, después de que el Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña aprobase el plan de pagos que había acordado con sus acreedores.

Menor número de entregas

La compañía indicó que el descenso de las ventas se debe fundamentalmente al menor número de entregas, y apuntó que el volumen de ingresos de su actividad inmobiliaria ascendió en el primer trimestre a 20,6 millones de euros, el 78 % menos, y de los que el 74 % procede del área internacional.

Las ventas sobre plano fueron de 291 unidades, todas ellas en el extranjero, lo que supone un aumento del 37% respecto a los tres primeros meses de 2010.

En cuanto a las entregas, se han escriturado 74 unidades, frente a las 273 del ejercicio anterior, lo que la empresa achaca a la dimsinución del excedente de viviendas después de las entregas realizadas a lo largo de los periodos anteriores.

De estas operaciones, que en su práctica totalidad corresponde a la escrituración de preventas de ejercicios anteriores, el 27% se ha realizado en España, y el resto, en el extranjero, sobre todo en Marruecos (13%); Polonia (56%) y Francia (3,1%).

El pasivo y el patrimonio neto contable de Martinsa se situó en 4.976 millones de euros, el 0,5% menos que en diciembre de 2010, debido a la reducción de la deuda por la venta de activos y unidades inmobiliarias.

La deuda de la compañía con entidades de crédito ascendía a 5.313 millones, frente a los 5.320 millones de 2010.

Asimismo, Martinsa-Fadesa destacó que la sentencia del tribunal coruñés que le permite salir del concurso ha sido recurrida en apelación, al tiempo que señaló que la aprobación del plan de pagos supone "el cese en su cargo de los administradores concursales".

La inmobiliaria que preside Fernando Martín también recordó que su Consejo de Administración acordó por unanimidad el pasado mes de marzo iniciar acciones legales contra el antiguo propietario de Fadesa, y contra el ex consejero delegado de la compañía, Antonio de la Morena.

Martinsa les reclamará al menos 1.500 millones de euros por los daños y perjuicios que supuestamente le causaron por la "incorrecta valoración" de los activos inmobiliarios de Fadesa y por la compra de unos terrenos en la localidad mexicana de Loreto por un precio superior al real.