Construcción

ACS toma el mando en Hochtief, que ratifica la venta de activos

La verdadera historia de ACS al frente del grupo germano Hochtief comenzó ayer, tras su entrada en 2007, la escalada en el capital y una opa que le sitúa en el actual 43%. La compañía que preside Florentino Pérez sacó adelante una notable reforma en el consejo de supervisión. Dos figuras de su máxima confianza, José Luis del Valle y Pedro López Jiménez, ambos consejeros de ACS, se sumaron a Ángel García Altozano y a Marcelino Fernández Verdes, directivos del grupo de construcción, como miembros del citado órgano.

ACS tiene ya el control efectivo de un consejo de vigilancia de ocho sillones, tomado tras la renuncia del presidente, Detlev Bremkamp, y de tres vocales independientes (Hans-Peter Keitel, Heinrich von Pierer y Wilhelm Simson). Junto a ellos, dejó ayer su puesto el consejero delegado, Herbert Lütkestratkötter, al que sustituye Frank Stieler, anterior responsable del negocio europeo. En la despedida, Bremkamp criticó la forma de actuar de ACS, de la que dijo que siempre escondió sus planes. A Lütkestratkötter se le escapó alguna lágrima.

Desinversiones

ACS 26,60 1,14%

A lo largo de la junta, en la que estuvo representado el 68% del capital, se dio luz verde a la intención de venta del negocio de concesiones, con especial peso en aeropuertos. Con esa operación ya lanzada, Hochtief coloca en la recámara la desinversión del 50% que mantiene en la inmobiliaria Aurelis, movimiento que debería iniciarse en 2012.

Hochtief estima que su beneficio crecerá este año, pero dependerá de los extraordinarios que genere con las concesiones. Entre tanto, ultima la compra de una constructora en Canadá.