Se convertirán obligatoriamente en acciones de Caixabank

Los convertibles de La Caixa pagarán un 7%

CaixaBank, banco evolución de Criteria a través del que La Caixa vehiculará su actividad financiera, empezará a operar y cotizar el 1 de julio. Emitirá 1.500 millones de euros en bonos obligatoriamente convertibles en acciones.

La fórmula clave para reforzar su base de accionistas será la emisión a partir de la próxima semana -tras la aprobación de la junta- de 1.500 bonos necesariamente convertibles en acciones, que ofrecerán un interés del 7% anual más un canje aproximado del 105%, en una operación que ofrecerá dos opciones: a 18 y a 36 meses.

Quienes compren estos bonos, se convertirán en accionistas de alrededor del 7% del capital de CaixaBank, ha señalado el consejero director general de Criteria, Gonzalo Gortázar. Fainé ha destacado que el plan estratégico de CaixaBank hasta 2014 persigue incrementar la cuota de mercado "vía orgánica o inorgánicamente en su momento" un 50%, del 10 al 15% en España.

En este sentido, Nin ha señalado que la historia de La Caixa está llena de operaciones corporativas, y que cualquier operación futura será por la vía de la absorción, como hasta ahora."Tenemos la capacidad de aplicar los dos instrumentos de crecimiento -orgánico e inorgánico- al mercado español", ha aseverado. Asimismo, CaixaBank seguirá buscando crecer en el mercado internacional, en el que Criteria ha invertido 5.000 millones en los últimos años.

CAIXABANK 2,60 -3,70%

Fainé ha descartado "por el momento" la salida a bolsa del holding no cotizado que agrupará la mayoría de participaciones industriales -excepto Telefónica y Repsol, que conserva CaixaBank porque están disponibles para la venta- y la división inmobiliaria (Servihabitat).

Este holding servirá para seguir realizando las inversiones en compañías industriales que La Caixa considere atractivas, mientras que CaixaBank prevé ir reduciendo su peso industrial desde el 25% actual hasta un 10% -peso que tenía tradicionalmente en La Caixa-, ha estimado Fainé, conforme el banco vaya creciendo.

También ha querido destacar que Servihabitat "no es un banco malo; es un negocio inmobiliario que va a tener su recorrido", a lo que Nin ha añadido que sus activos están a valor de mercado.

Además, Gortázar ha avanzado que está prevista una ampliación de capital de 1.400 millones para aumentar la fortaleza financiera de Servihabitat, a la vez que ha recalcado que el holding no cotizado en el que se incluye Servihabitat es una compañía "muy saneada y con 600 millones de beneficio al año".

Para crecer en el negocio financiero, CaixaBank contempla aumentar el número de oficinas, pasando de las 5.400 actuales a 6.000, cifra que Fainé ha considerado que "entra en lo racional y lo lógico". Respecto al futuro del dividendo, ha avanzado: "Lo mantendremos y nuestra política será irlo incrementando en la medida en que podamos".

Futuro abierto para Slim

Sobre la entrada del multimillonario mexicano Carlos Slim en el capital de CaixaBank como accionista de referencia con 900.000 acciones y su posible aumento en el futuro, Fainé ha afirmado: "Tenemos buenas relaciones, vamos construyendo sobre la confianza, el tiempo dirá hasta donde llegaremos".

En este sentido, ha recordado que Criteria entró en GFInbursa -grupo financiero de Carlos Slim- con un 5% y ahora está en el 20%. La última junta de accionistas de Criteria, punto de inflexión de su transformación en CaixaBank, solo ha contado en la rotulación con la estrella de Miró que representa a La Caixa, sin nombres.