Cargan contra las redes públicas de internet de los ayuntamientos

Las 'telecos' quieren influir en la campaña electoral

Inversiones a cambio de un marco normativo más agradable para ellas. Las principales operadoras españolas han mandado a los ayuntamientos un informe con sus preferencias en plena campaña electoral.

Redtel deja claro en su informe que las autonomías y los ayuntamientos tienen "un protagonismo indiscutible en la facilitación del despliegue y modernización de las infraestructuras que demanda la sociedad de la información". Y resulta que "este papel potenciador y facilitador puede incrementar sensiblemente la dotación de infraestructuras atrayendo la inversión de las empresas privadas con el consiguiente beneficio económico y social que ello conlleva", dice la patronal de las principales operadoras nacionales.

No a las redes públicas

Una de las actuaciones contra la que más alerta Redtel es el despliegue de redes de internet gratuitas de iniciativa pública, lo que ellas consideran una competencia desleal. Las operadoras no están en contra de la inversión pública en proyectos de telecomunicaciones, pero solo en las zonas donde ellas no vayan a acudir. A tal fin, las compañías "están dispuestas a colaborar con las administraciones públicas en aquellas localidades en las que, tras un análisis previo, se concluya que es necesario el apoyo de la financiación pública para evitar que se retrase el despliegue".

Pero "los operadores no van a contemplar impasibles actuaciones públicas que no respeten las directrices establecidas por el regulador del sector, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones", dice Redtel.

Curiosamente, tras alertar del daño que estas iniciativas hacen a las operadoras, Redtel argumenta que muchas de estas redes no funcionan y su uso es "prácticamente nulo". Como ejemplos, pone la red wifi de Barcelona (2% de uso por parte de los ciudadanos, según los datos de la patronal), Avilés (6%) y Málaga (0,1%). Todas estas ciudades presentaron sus proyectos a la CMT y cuentan con la aprobación del regulador.

Más antenas de móvil

Otro punto en que los ayuntamientos deberían incidir, según Redtel, es en facilitar el despliegue y eliminar barreras para el desarrollo de redes. Las operadoras piden a los municipios y autonomías que "simplifiquen el marco normativo y agilicen la tramitación administrativa".

La principal preocupación detrás de estas peticiones está en la instalación de antenas, sobre todo las de telefonía móvil. La sugerencia del sector es sustituir la licencia previa medioambiental para la instalación de antenas por una comunicación y tramitación telemática.

Por último, las compañías se defienden de las críticas que achacan la brecha digital a la falta de infraestructuras en algunas zonas. Redtel asegura que los datos del CIS apuntan a que la causa es la falta de interés o de conocimientos para usar internet y no la ausencia de infraestructuras. Es decir, que se trata de un problema de demanda y no de acceso a la sociedad de la información.