Assange castiga a sus empleados si difunden sus documentos

A Wikileaks no le gustan las filtraciones

Puede sonar paradójico, pero Wikileaks, la web que ha revolucionado la política internacional gracias a sus filtraciones, multa con 12 millones de libras esterlinas (13,8 millones de euros al cambio) a sus colaboradores... si filtran sus documentos.

Julian Assange
Julian Assange

"Internet es una gigantesca máquina de espionaje al servicio del poder", ha asegurado en alguna ocasión el fundador de Wikileaks, Julian Assange. "Debemos luchar contra esta tendencia y convertirla en un motor de transparencia para el público, no solo para los poderosos". El autor de esta frase es Julian Assange, el mayor filtrador del mundo. Paradójicamente, es también el más cuidadoso e implacable contra las filtraciones. Wikileaks multa con 12 millones de libras esterlinas (13,8 millones de euros) a los empleados que filtren los documentos en poder de la organización. Es decir, a Wikileaks no le gustan los leakes (filtraciones). Cuando la víctima es él, claro. Y ya ha sido víctima con anterioridad.

Según el contrato de confidencialidad difundido por la web The new Statesman y difundido por la revista Wired, este material es "únicamente propiedad de Wikileaks".

"Por la presente aceptas y consientes que que la información revelada o que será revelada es, por naturaleza, una propiedad valiosa comercialmente", asegura el texto legal elaborado por los abogados de Assange. "Un mal uso o revelado sin autorización de la cual provocaría un daño considerable". Undaño que valora en los citados 12 millones de libras, según la cláusula quinta del contrato.

El contrato advierte que cualquier filtración provocaría que Wikileaks perdiese la "oportunidad de vender la información a otros medios de comunicación y editores". Algo grave, debido a las críticas finanzas de la organización. De todos modos, en principio se supone que Wikileaks no vende su información, si bien Assange ha comentado en alguna ocasión la posibilidad de hacerlo. Lo que sí ha hecho el hacker es vender sus memorias.

No queda claro si Assange ha sido capaz de descubrir al empleado que filtró este conrtrato.