La compañía afronta hoy en Alemania la junta de Hochtief

ACS baraja capear la crisis de Leighton contratando a su ex consejero delegado

La vuelta de Wal King, directivo que llevó el timón de la australiana Leighton entre 1987 y 2011, parece el arma que busca ACS para afrontar la crisis de esta importante filial de Hochtief. En el mercado se asegura que ha recibido una invitación para integrarse en el consejo.

ACS llega a la junta de accionistas de Hochtief, que se celebra hoy en Essen (Alemania), con la misión de controlar el consejo de supervisión. La inclusión en ese órgano de Pedro López Jiménez y José Luis del Valle, ambos consejeros del grupo español, elevaría a cuatro el número de representantes de ACS (figuran ya Ángel García Altozano y Marcelino Fernández Verdes), de un total de ocho. El otro punto caliente del guion es la marcha del actual consejero delegado, Herbert Lütkestratkötter, y su relevo por Frank Stieler, un hombre de la casa que resulta del agrado de ACS.

En la sede del grupo español nadie pone en duda que se cumplirán sus pretensiones. A falta de novedades de última hora, ACS tiene algo más del 43% de Hochtief. Un porcentaje con el que debería rebasar el 50% del voto representado en la junta. El director general corporativo del grupo, Ángel García Altozano, insistió ayer ante los analistas en que el resultado de Hochtief se consolidará en el segundo semestre. A partir de aquí, una de las principales preocupaciones está en Australia, donde la germana controla el 55% de Leighton, la mayor constructora del país. ACS promueve un inminente encuentro con las cúpulas directivas de la germana y de la australiana para analizar la reciente revisión de beneficios de Leighton.

Según fuentes del mercado, entre las opciones que baraja Florentino Pérez figura la vuelta de Wal King a Leighton. El ex consejero delegado, que ocupó el puesto durante 24 años y ha sumado más de 40 en la empresa, salió el 1 de enero. Al parecer, en su decisión pesaron diferencias de criterio respecto a la política marcada desde Alemania. Con Lütkestratkötter fuera de Hochtief, King tiene vía libre para aceptar una invitación de ACS que busca generar confianza.

ACS 30,04 -2,37%

La australiana, cotizada y con un volumen de facturación de 18.600 millones de dólares australianos (14.000 millones de euros), es una de las aportaciones clave de Hochtief a ACS. La depreciación de algunos de sus proyectos en Australia y Oriente Próximo ha hecho que se pase de una estimación de beneficio de 480 millones de dólares australianos a una pérdida de 427 millones de dólares australianos (321 millones ) en 2011.

ACS ya ha provisionado 49 millones en el primer trimestre relacionados con Hochtief, la mayor parte de esa suma en previsión de "posibles pérdidas extraordinarias de Leighton".

Dos ofertas por las termosolares

ACS cuenta con ofertas en firme de fondos de inversión de Deutsche Bank y BNP Paribas por sus centrales termosolares (349 megavatios), según informa Efe. La compañía espera vender la mayor parte de su negocio de renovables, dividido en seis bloques, a lo largo del segundo semestre. El objetivo principal, según la empresa, es amortizar deuda.

En cuanto a la última desinversión del grupo, la venta de Clece a Permira y Mercapital por 608 millones, la previsión es obtener una plusvalía después de impuestos de 250 millones .