Informe publicado ayer

España registra la segunda mayor subida de la fiscalidad sobre los salarios de la OCDE

España fue el segundo país que registró un mayor incremento de la fiscalidad sobre los salarios de la OCDE, según un informe publicado ayer por el organismo internacional. El incremento, de 1,36 puntos porcentuales se explica por la eliminación parcial de la rebaja de 400 euros, un beneficio que desapareció para las rentas superiores a 12.000 euros anuales. Así, la presión fiscal sobre los empleados solteros y sin hijos se situó en España hasta el 39,6%, un nivel superior a la media de la OCDE (34,9%).

En el caso de una pareja con dos hijos, la presión fiscal baja hasta el 33,8%, nueve puntos por encima de la media de la OCDE.

La tendencia al alza registrada en España no es un caso único. Se dio en 22 de los 34 miembros del organismo internacional. Los descensos más notables se registraron en Hungría y Alemania.

A pesar de los incrementos impositivos en España, la presión fiscal sobre los trabajadores españoles es la duodécima más alta de la Unión Europa. Lidera el ranking Bélgica, Francia, Alemania, Austria e Italia. En Bélgica, por ejemplo, la presión fiscal sobre los empleados alcanza el 55,4% entre impuestos sobre la renta y cotizaciones sociales, 15,8 puntos por encima del nivel de España.