Alzas en Europa, pero lejos de máximos

Inicialmente todo empezaba bastante animado.

Tras un cierre europeo ayer, con muchas dudas, esta mañana nos encontrábamos con que Wall Street al cierre del martes, vía compras de valores defensivos, especialmente utilities, había tenido un buen día. Además la actividad de fusiones y adquisiciones también ayudó lo suyo, al igual que el sectorial de materias primas que ayudó lo suyo.

La ocasión la pintaban calva para el rebote, y lo hemos estado intentando toda la mañana, hasta que cerca del cierre nos hemos ido lejos de máximos al abrir a la baja quien había sido nuestro salvador matinal: el propio Wall Street.

Los motivos de la bajada de EEUU al cierre europeo, eran algo difusos, se le echaba la culpa a la fuerte bajada del petróleo, que arrastraba a los sectores energéticos, al desplome de Yahoo, por una serie de noticias corporativas desfavorables y a los resultados que no han gustado de Walt Disney.

Un Wall Street donde todo el mundo vigila de cerca al futuro del mini del S&P 500. Parece estar en un nivel clave. Posiblemente por encima de la zona de 1.375, puede tener un recorrido al alza importante, y por debajo de 1.325 una corrección severa. Vamos a ver por cual de los dos caminos se opta.

Apoya positivamente el que sea el camino al alza, el estudio de "quien es quien" en las últimas compras.

Por un lado vemos a las instituciones (las manos fuertes más grandes) que presentan un saldo neto comprador moderado, y eso es bueno. Además si estudiamos el S&P 500 y el Nasdaq, dividiendo su comportamiento en órdenes bloque (o de más de 10.000 títulos, evidentemente solo al alcance de las manos fuertes) y resto o no bloque, vemos algo evidente. En las últimas correcciones las manos débiles se han salido, pero las manos fuertes no. En el gráfico de las órdenes bloque se ve más bien acumulación en las bajadas.

Esto nos indica que de momento no da la sensación de que las manos fuertes estén excesivamente inquietas por la subida. Esto también se ve en los bajos niveles del itraxx crossover, o primas de seguros contra la quiebra de compañías europeas, que sigue una fuerte tendencia bajista lejísimos de los máximos del 2008 y en el VIX o indicador de volatilidad en EEUU, que se mantiene claramente por debajo de 20, que es el nivel por encima del cual se estima que la bolsa está muy volátil y nerviosa.

Por el lado negativo, la sobrecompra. Hoy se ha publicado la encuesta de la muy prestigiosa Investors Intelligence, entre gestores profesionales de cartera, con los siguientes resultados.

- Los alcistas están al 51,1% desde el 54,9% de la semana pasada.

- Los bajistas estaban al 18,5% desde el 16,5% de la semana pasada.

- Los alcistas que esperan corrección están al 30,4% desde el 28.6%.

El diferencial entre alcistas y bajistas queda en +32,6% desde el 38,4% de la semana pasada. Se considera señal alcista cuando este indicador pasa de +15 al alza viniendo desde abajo. Y se considera sobrecalentado cuando pasa de 30 por arriba, como es el caso actual. La lectura de la semana anterior era extrema, ahora aunque se ha moderado sigue marcando fuerte sobrecompra.

El de hace poco quedaba muy cerca del 42% y pico que se vio en octubre de 2007, antes de la gran crisis.

No obstante la sobrecompra a veces permanece mucho tiempo antes de corregirse, este tipo de indicadores de sentimiento contrario no indican el momento y están subordinados por tanto a los gráficos normales. Además por experiencia propia son mucho mejores marcando suelos que techos.

Hoy se ha tenido una relativa calma en Europa con todo el tema de Grecia. Parece darse por hecho que ya se ha pactado un rescate del rescate, aunque igual eso es dar por hecho demasiadas cosas. Alemania ha advertido que aún no había nada, pero el mercado ha estado más o menos tranquilo, a pesar de todo, con algunas mejoras en los ratios de la deuda periférica, y eso, como no, ha ayudado en las alzas finales. Desde luego parece claro que Grecia tiene aún que dar mucho de que hablar en los próximos días, y volverá a afectar a las bolsas europeas para bien o para mal.

El dato macro destacado del día ha sido el de déficit comercial en EE UU, aunque no ha tenido demasiada repercusión en los mercados.

El déficit comercial de EE UU de marzo sube de 45.440 millones de dólares a 48.180 millones, cuando se esperaba 47.000 millones.

Las exportaciones suben 4,6 % y las importaciones suben 4,9%. Es el peor dato de déficit desde junio de 2010.

Resumiendo jornada de alzas en Europa ante una mayor calma en la cuestión griega, aunque calma muy tensa, y ante el buen cierre de ayer de Wall Street. Los gráficos siguen completamente laterales. No así en Wall Street, donde el aspecto técnico tiene mucho mejor cara.

Más información en Serenity Markets