La evolución en Bolsa y el dividendo serán decisivos

Santander incentivará a sus directivos con hasta 420 millones en acciones

El banco presidido por Emilio Botín ha diseñado varios planes de retribución por hasta 420 millones de euros en acciones. Cerca de 7.000 directivos de la entidad están incluidos.

Edificio del banco Santander
Edificio del banco Santander

Los accionistas del Santander tienen una cita el próximo 17 de junio. Ese día, la entidad financiera celebrará su junta general y en ella se aprobarán los planes de incentivos para sus directivos. La mayor parte de ellos obtendrá el premio en función de la evolución en Bolsa del banco y de su dividendo entre 2011 y 2013. Santander deberá quedar en buen puesto comparado con sus principales rivales, entre los que aparecen BBVA, BNP Paribás, ING Group, JPMorgan o HSBC, para que puedan cobrar la remuneración.

Las nuevas normas europeas, ante el estallido de la crisis financiera, han variado la fórmula de remuneración en la banca, y Santander ha corregido algunos de los puntos de sus anteriores planes de incentivos. Así, ha creado varios en función de cada nivel directivo, no se recibirá toda la remuneración a la vez y el cobro está condicionado al cumplimiento de varios puntos. No lo percibirán si el desempeño financiero del grupo es "deficiente", si el beneficiario incumple la normativa interna, si se reformulan los estados financieros del banco o varía de forma significativa su perfil de riesgo. Y, por supuesto, los directivos tendrán que estar trabajando para el grupo en el momento de recibir el incentivo.

Los consejeros ejecutivos, la alta dirección y determinados ejecutivos que asuman riesgos disponen de su propio plan, en el que están incluidas unas 250 personas, con un premio máximo en acciones por hasta 165 millones de euros. Estos ejecutivos recibirán, además, hasta ese mismo importe en metálico. Cobrarán el importe total desde el presente ejercicio y hasta 2013. El importe del bono en acciones de los consejeros ejecutivos -entre los que se encuentran, por ejemplo, Emilio Botín y Alfredo Sáenz- asciende a 17,5 millones de euros, la misma cantidad que cobrarán en dinero contante y sonante.

SANTANDER 3,78 -1,74%

El plan de incentivos más amplio incluye a 6.500 personas, que recibirán un máximo de 19 millones de acciones, valoradas actualmente en unos 154 millones de euros. La remuneración definitiva dependerá, por tanto, de la cotización de Santander en el momento efectivo de la entrega. Los títulos podrán ser propiedad del banco (autocartera), de nueva emisión (a través de una ampliación) o incluso de terceros "con los que se hayan suscrito acuerdos para asegurar la atención de los compromisos asumidos". El premio, que se cobrará en julio de 2014, está condicionado en este caso, y de forma exclusiva, a diferencia del de los 250 altos ejecutivos, a la evolución bursátil y al dividendo del banco entre 2011 y 2013.

El tercer programa corresponde a aquellos directivos con bonus superiores a los 300.000 euros, si bien Santander no concreta el número de personas que se beneficiará de él. El importe máximo en este caso asciende a 40 millones de euros en acciones que cobrarán en los próximos ejercicios en mayor o menor porcentaje en función del importe total del bono que les corresponde. Por ejemplo, los que se beneficien de un bono de más de 600.000 euros tardarán más tiempo en recibir la remuneración total.

Santander incluye, por último, un plan para los directivos de su filial en Reino Unido, vinculado a un plan de ahorro voluntario y a varios requisitos de permanencia. Santander explica que de la nómina del empleado se descontará entre 5 y 250 libras mensuales y al final del periodo podrá elegir entre dos opciones. Primera, cobrar la cantidad aportada, los intereses devengados y un bonus exento de tributación en el Reino Unido. O, segunda, ejercitar opciones sobre acciones de Santander, por la suma de estos tres importes a un precio fijado. En este caso, el plan para 2011 es de 7,8 millones de acciones como máximo, valorados actualmente en unos 62,4 millones de euros.